Elecciones municipales 26M: Ángel García consigue una victoria aplastante en Siero y aumenta cinco concejales

El alcalde, Ángel García (en el centro), celebra la victoria en la Casa del Pueblo de Pola de Siero./Pablo Nosti
El alcalde, Ángel García (en el centro), celebra la victoria en la Casa del Pueblo de Pola de Siero. / Pablo Nosti

Foro pierde cuatro de sus cinco representantes, Somos Siero logra solo dos ediles y el Pinsi se queda fuera de la Corporación municipal

José Cezón
JOSÉ CEZÓNPola de Siero

El Partido Socialista ganó anoche sus cuartas elecciones municipales consecutivas en Siero y lo hizo con una victoria aplastante. La formación que encabeza el alcalde, Ángel García, logró doce representantes –cinco más que en 2015– y se queda a un solo concejal de la mayoría absoluta, que llegó a alcanzarla en algunos momentos del escrutinio.

El segundo y tercer lugar fueron para el Partido Popular e Izquierda Unida, respectivamente. Ambas formaciones ascienden dos puestos con respecto a los comicios de 2015 y mantienen sus tres concejales. Además de los socialistas, los otros dos partidos que mejoraron sus resultados fueron Ciudadanos, que escala tres posiciones y logra un segundo concejal, y Vox, que entra por primera vez en la Corporación de Siero, con un edil. Y la Plataforma Vecinal de La Fresneda logró conservar, en el último momento, su único representante.

Los tres grandes derrotados de la jornada fueron Foro Asturias, que desciende del segundo al séptimo puesto, pierde cuatro ediles y se queda con solo uno; Somos Siero, que pasa del tercero al quinto puesto, se deja la mitad de sus representantes y obtiene también dos concejales; y el Pinsi, que se queda fuera de la nueva Corporación, al igual que ocurrió en 2011.

De nuevo ocho partidos

Con este resultado, la Corporación de Siero volverá a ser la más plural de la región, con ocho grupos políticos. El PSOE podrá seguir gobernando en minoría, pero de forma más holgada y recurriendo a apoyos ocasionales, o bien tendrá la opción de sellar un pacto de gobierno más sólido con el respaldo de un solo partido.