https://static.elcomercio.es/www/menu/img/bodega-sidras-desktop.jpg

Gijón de Sidra premia a las mejores sidrerías, lagares y cazuelas

Los galardonados en esta edición de Gijón de Sidra./
Los galardonados en esta edición de Gijón de Sidra.

El certamen vendió 110.500 botellas en su VII edición, 5.500 más que en la anterior

ALICIA G. OVIES

Más de 25.000 pañuelos han teñido de verde la ciudad durante los últimos once días. Gijón de Sidra clausuró su séptima edición batiendo todos los récords posibles. En total, se han escanciado más de 110.500 botellas de sidra, superando las 105.000 de la edición anterior. Además, el público ha disfrutado de 40.000 cazuelas. Aunque los protagonistas entrega de premios, celebrada en el Museo del Ferrocarril, fueron las sidrerías y lagares que este año «han puesto el listón muy alto». En concreto, los grandes ganadores fueron los propietarios de La Pámpana, que se llevó el Premio a la Mejor Sidrería.

Premiados

Mejor sidrería La Pámpana. Finalistas: El Cuetu y El Chaflán.
Mejor Sidra Sidra Fran, de Llagar Fran (Lote1). Finalistas: Sidra Trabanco y Sidra Solleiro.
Mejor escanciador Carlos García Suárez, de Sidrería Nava. Finalistas: Eduardo Fernández, de los Pomares, y José Ángel Fernández, de Río Astur.
Premio Mejor Cazuela Capote de Grana y Oro, de Sidrería Zapico. Finalistas: fabes con almejes, de Sidrería Casa Fede, y repollo con langostinos, de El Alleranu de Fito.
Mejor equipo sidería-llagar Sidrería Parrilla Antonio y Sidra Orizón.
Sidra más prestosa Sidra L'Allume.
Cancios de chigre El podio estuvo formado en está ocasión por Coro Asturiano Gijón La Calzada (primero), Coral Asturiana de Gijón (segundo) y Coro Voces de Cimadevilla (tercero).
Finalistas: Voces del Centro Asturiano, Costa Verde A y Costa Verde B.

El establecimiento no sólo fue protagonista por su buen hacer y el buen trato a los clientes. Sidra Fran, el palo que les tocó servir en esta edición, fue elegido por el jurado como la Mejor Sidra. La dedicación que cada año demuestran las sidrerías participantes -algunas incluso decoran su local-ha llevado a la organización a decidir añadir un nuevo galardón a la sidrería más prestosa para la próxima edición. Se une así a la sidra más prestosa, premio elegido por EL COMERCIO a través de nuestra página web y que este año ha vuelto a recaer en el Lallume, una cooperativa de Langreo.

José Carlos García, de la Sidrería Nava, se fue luciendo el chaleco y la insignia que le reconocía como Mejor Escanciador. Aunque para acompañar un buen culín lo mejor es una mejor cazuela. El rabo de toro cubierto por un capote de grana y oro de la Sidrería Zapico hizo las delicias del jurado y el público.

Todo este éxito no sería posible sin el trabajo en equipo realizado por la sidrería y el lagar. Durante estos once días ambas entidades se complementan para darle al cliente el mejor de los servicios. Ulises García, de Parrilla Antonio, y José Luis Vigón, del lagar Orizón, son este año el ejemplo a seguir.

El buen ambiente, lo pusieron por tercer año consecutivo, los diferentes coros que fueron por los chigres deleitando a los clientes. El podio estuvo formado en está ocasión por Coro Asturiano Gijón La Calzada (primero), Coral Asturiana de Gijón (segundo) y Coro Voces de Cimadevilla (tercero).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos