El estado de salud de Mario Vaquerizo no mejora

El estado de salud de Mario Vaquerizo no mejora

El marido de Alaska ha compartido en Instagram una foto explicando su evolución

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La salud de Mario Vaquerizo se ha resentido después de las navidades debido a un «pinzamiento en la espalda» que le ha obligado a permanecer en casa y guardar reposo.

El marido de Alaska informaba a sus seguidores de Instagram acerca de su estado: «Llevo varios días desaparecido y metido en la cama por culpa de un pinzamiento o como se diga en la espalda que me sigue teniendo k.o y sin ganas de nada, ni Nochevieja ni contestar a mensajes ni ganas de hablar ( y mira que es difícil)... En fin, un cuadro y con un diagnóstico que me obliga a estar en reposo durante más de una semana. Pero como soy una mariquita inquieta y no puedo quedarme quieta, fiel a mi naturaleza, solo desearos lo mejor para este año y avisaros que en breve el huracán Vaquerizo volverá por la puerta grande, mientras tanto besos para todas».

Ante la preocupación de sus seguidores, el televisivo subió una imagen el Día de Reyes junto al típico roscón, en la que confesaba que había engordado un poco: «Aquí la del cuello torcido que sigue inmovilizada pero feliz celebrando el Día de Reyes. Aunque no he comido mucho porque tanto descanso impuesto se traduce en un engordamiento que no es normal y estoy tipo gordita rellenita que no es ni medio normal. En fin... los dolores siguen pero no van a poder con esta Nancy pesada que está deseando volver a ser una mariquita inquieta que ese es mi estado natural».

Hace tres días, Vaquerizo volvió a subir una imagen que informaba de los avances en su estado de salud: «Hoy tocó resonancia pero cogí algo de fuerzas y nos venimos a Casa Bibiana a ver si recupero energía a la vez que inspiración para rematar el nuevo libro dedicado a mis rockeras y rockeros favoritos. Ya queda poco. Dolorido, desesperado, pero feliz. Qué se le va a hacer. Estoy vieja, lo sé amigas», escrbía junto a una imagen suya en la que aparece frente a un ordenador portátil.