La polémica restricción de Belén Esteban en su boda

La polémica restricción de Belén Esteban en su boda

Algunos de sus compañeros ya han manifestado su descontento con las medidas

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Comienza la cuenta atrás para el día más importante en la vida de Belén Esteban y su todavía novio Miguel. El sábado será el gran día en el que la pareja pasará a ser marido y mujer.

Todos los preparativos están en marcha y la 'princesa del pueblo' demuestra estar tomándose muy en serio las cuestiones de protocolo y seguridad. De esta manera, hace días se conocía en 'Sálvame' que las invitadas deben ir vestidas de largo. Una norma que no le agrada en absoluto a Lydia Lozano.

Pero esta no ha sido la restricción más comentada por parte de sus compañeros e invitados al enlace. Belén Esteban ha decidido que las parejas de sus invitados no puedan ir a la boda, con la intención de que el evento sea algo íntimo y todos los presentes sean del círculo cercano de los novios.

Rafa Mora no ha dudado en manifestar en directo su postura sobre este requisito: «Soy muy tradicional», aseguró mientras dejaba claro que le hubiese encantado ir a la boda acompañado de su novia.

También se ha podido conocer que se tratará de una boda blindada y con máxima seguridad en la que están prohibidos los dispositivos móviles. La pareja no quiere que se filtre ningún tipo de información pues, a pesar de que la colaboradora lo negó rotundamente, algunas informaciones apuntan a que finalmente habrían decidido vender la exclusiva.