La asociación de ultraderecha Acción Social ataca la sede de Glovo en Gijón

Acto de Acción Social en la sede de Glovo en Gijón. /FACEBOOK / Acción Social
Acto de Acción Social en la sede de Glovo en Gijón. / FACEBOOK / Acción Social

Acusan a la empresa de reparto de comida a domicilio de «explotación y precariedad laboral»

ELCOMERCIO.ES

La sede Ceares, en Gijón, de Glovo, la compañía de reparto de comida a domicilio, ha sufrido el ataque de la asociación de ultraderecha Acción Social Asturias. Conocidos por sus polémicas campañas de reparto de comida «solo para españoles», los miembros de este grupo expresan así su rechazo hacia lo que consideran un tipo de empresa que opera «al límite de la legalidad, escondiendo un modelo basado en la explotación y precariedad laboral».

El acto de protesta, que ellos mismos han difundido a través de las redes sociales, ha consistido precisamente en la pegada de carteles del establecimiento en los que se acusa a los responsables de explotación laboral bajo el lema «por un trabajo digno, de calidad y libre de precariedad».

Más información

Entre las prácticas que denuncian desde esta asociación está del contrato bajo la figura del falso autónomo, que, según ellos mismos describen a través de su cuenta de Facebook, deja al trabajador «totalmente vinculado al empresario bajo las características de 'ajeneidad' y dependencia. Es decir, prestando servicios como si se tratara de un mero trabajador con relación laboral pero sin disfrutar de las ventajas y condiciones sociales de este último».

 

Fotos

Vídeos