El Ayuntamiento de Gijón prohibirá que los patinetes eléctricos circulen por los carriles bici

Un ciclista y una mujer en patinete eléctrico discuten en pleno carril bici en la calle Muelle de Oriente. / DAMIÁN ARIENZA

La Corporación trabaja en una ordenanza que regule el uso de estos vehículos, cuyos conductores deberán disponer de un seguro

PABLO SUÁREZGIJÓN.

Los patinetes eléctricos y los problemas que genera la ausencia de una regulación concreta vuelven al centro de la polémica. El uso de estos vehículos en la vía pública ha ido por delante de la ley. Y sigue sin haber una normativa clara para ordenar el uso de unos patinetes eléctricos que alcanzan una velocidad considerable y que pueden resultar peligrosos. A día de hoy, tampoco se ha concretado una legislación de ámbito estatal. Y aunque se han dado los primeros pasos tanto en la Unión Europa como por parte de la Dirección General de Tráfico y del Ministerio del Interior, en realidad actualmente es una competencia municipal.

El Ayuntamiento de Gijón ya se ha puesto manos a la obra para tratar de clarificar la situación. El actual equipo de gobierno trabaja en una ordenanza a partir del documento en el que sus predecesores habían establecido ya una serie de pautas para abordar esta cuestión, con la idea de poner coto a los patinetes eléctricos. Colectivos vecinales reclaman, en ese sentido, que se acelere la aprobación del Plan de Movilidad, que recogería todas estas cuestiones. «Somos conscientes de que existe un gran crecimiento en el uso de este tipo de vehículos y estamos trabajando en su regulación», sostienen en el Ayuntamiento que preside la socialista Ana González. Una cuestión, la de la movilidad, que recae en el área que dirigirá Aurelio Martín, concejal de Izquierda Unida.

Lo que se plantea es la matriculación voluntaria de los patinetes y el uso «exclusivo y excluyente» para bicicletas de los carriles bici. También se prevé otra cuestión: la obligación de tener seguro por parte de todos aquellos usuarios que deseen circular en patinete por vías urbanas para poder hacer frente a sus posibles responsabilidades en caso de infracción o accidente, al igual que sucede con quienes utilizan otros vehículos.

Los vecinos, en cualquier caso, reclaman agilidad para sacar adelante esta regulación, con el objetivo de poner fin a los conflictos que genera la ausencia de una normativa.

Plan de Movilidad

«No sabemos nada de la nueva Corporación. Pedimos una reunión a finales de junio y seguimos esperando. Mientras, una empresa ya alquila patinetes eléctricos sin que todavía exista regulación al respecto», se queja Manuel Cañete, presidente del Foro de la Movilidad y una de las personas que lleva más de dos años trabajando en el borrador final del nuevo Plan de Movilidad. Dentro de ese documento, elaborado bajo supervisión de la anterior Corporación y a partir del que se estructurará la nueva normativa, se recoge la prohibición para los patinetes eléctricos de circular por aceras, zonas peatonales y paseos. Tampoco podrán hacerlo por el carril bici.

De esta manera y siempre según este boceto, los patinetes reducirían su espacio de acción a parques y plataformas únicas de convivencia, viéndose también apartados de las calzadas de zonas residenciales o zonas 30.

«Se trabajó sobre una ordenanza, pero quedó paralizada hace tiempo. La realidad es que el Plan de Movilidad marcará unas directrices generales a la hora de determinar por qué vías deben circular y demás, pero no concretará mucho más», explica Cañete, que defiende la necesidad de contar con una regulación específica.

«Estamos en tal limbo legal que muchas veces la Policía no puede sancionar aspectos que son evidentes. Es continuo ver patinetes sin ningún tipo de seguro circular por avenidas de 50 kilómetros por hora, con el peligro que ello supone», afirman desde el Foro de la Movilidad, donde consideran «sorprendente» ver un patinete circular por la avenida de la Costa.

«Creo que nadie puede discutir que se necesita más control. Es momento de coger el toro por los cuernos», reclama su presidente.

Otra de las personas con mayor participación en la elaboración del borrador del Plan de Movilidad es Esteban Aparicio, quien fue concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana durante el anterior mandato. Abogado de profesión, coincide en que es necesario regular el uso del patinete eléctrico, aunque asegura que esta cuestión se trató tan solo de forma «tangencial» en las sesiones celebradas hasta la fecha del Foro de la Movilidad. «En el verano de 2017 hubo varias resoluciones de la Dirección General de Tráfico al respecto, pero luego cada ayuntamiento trató de innovar a su manera», explica.

Más información

Recomendaciones

En lo que a la normativa se refiere, uno de los órganos que más ha trabajado al respecto es la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), desde donde hace varios meses se publican una serie de recomendaciones sobre la regulación de los modos de desplazamiento en espacios públicos urbanos.

Según la FEMP, no es necesario establecer una ordenanza propia, tan solo modificar la de tráfico para determinar que los patinetes no podrán circular ni estacionar en los espacios peatonales. «Solo podrán circular por los carriles que no superen los 30 kilómetros por hora y las plataformas únicas a 10 kilómetros por hora y carriles bici», cita el documento, donde se insta al Gobierno central a regular sobre la homologación, condiciones técnicas, matriculación y seguro de los patinetes.

La Dirección General de Tráfico ya marcó unas pautas hace unos años, aunque la regulación estatal todavía no se ha concretado en un decreto. Eso sí, en la DGT ya adelantaron que los patinetes eléctricos van a estar regulados en el reglamento de vehículos «para que tengan una cierta personalidad jurídica», aunque su director general apuntó que «se darán unas normas muy básicas». Entre ellas, se establecerá la prohibición de circular por las aceras. También avanzaron que el decreto obligará a que los usuarios lleven chaleco reflectante y a que los vehículos cuenten con un seguro obligatorio, sin olvidar que las competencias sobre esta normativa, de momento, son municipales.