«Confiamos en que Gijón será pronto una ciudad sin toros»

Una mujer sostiene un ataúd en rechazo a las corridas taurinas. /
Una mujer sostiene un ataúd en rechazo a las corridas taurinas.

Centenares de personas se manifestaron en contra de los festejos taurinos porque «torturan al animal». Piden que El Bibio «se use para otros fines»

MARLA NIETOGIJÓN.

«En agosto Gijón se tiñe de sangre». Así rezaba la pancarta principal de la multitudinaria manifestación antitaurina que se celebró ayer en la ciudad. Alrededor de 600 personas realizaron un recorrido que fue desde la plaza de San Miguel hasta la plaza de toros de El Bibio para luchar contra un festejo que consideran «una tortura al animal».

«Confiamos en que Gijón será pronto una ciudad sin toros», apuntaban los participantes en esta protesta, convencidos en su mayoría de que los cambios en el Ayuntamiento -con el PSOE al frente después de dos mandatos de Foro- favorecerán sus pretensiones. Esperaban que sus reivindicaciones sean atendidas lo antes posible y defienden que El Bibio se destine a otros usos. Además de ciudadanos anónimos acudieron también políticos.

Diversos representantes de partidos políticos formaron parte del encuentro. Fue el caso de Podemos-Equo, la Izquierda Socialista e Izquierda Unida, entre otros. «Queremos el fin de la tauromaquia en Xixón y en Asturias. Apoyarla es un anacronismo que no corresponde ni a esta época ni a lo que debería ser una ciudad civilizada», manifestó el responsable del área de animalismo de Podemos-Equo, Rodrigo Fernández.

El portavoz de la Izquierda Socialista en Gijón, Hugo Fernández, aseguró que «no es natural hacer un espectáculo del sacrificio de un animal». «Se acabará con esto. El PSOE no es proclive al tema taurino y la idea es eliminar las ayudas públicas que se puedan facilitar a la tauromaquia», aseguró. Aunque también matizó que «hay que entender que por seguridad jurídica no se puede de repente quitar, ya que hay una empresa que tiene una concesión. Habrá que hacer una consulta ciudadana para saber qué quiere la gente y tomar medidas».

Una concejalía chocante

Recién estrenada por el Ayuntamiento la Concejalía de Salud Animal resulta «chocante», tanto a portavoces de partidos políticos como a los de asociaciones protectoras de animales o a ciudadanos, el hecho de que se permitan las corridas de toros.

De Podemos-Equo también acudió la concejala Yolanda Huergo: «Nos encantaría que la nueva Concejalía no se quede fuera de la plaza de toros, que sea sensible con esta situación. La plaza puede usarse para otros fines y no para festejos que torturan al animal».

En representación de Izquierda Unida, una de las candidatas a edil en las pasadas elecciones locales, Alejandra Mier, sostuvo que «no se entiende el concepto de 'salud animal'. Lo enfocan al control de los animales para el bienestar de las personas, como si estos fuesen un problema sanitario para nosotros».

La concentración se desarrolló con normalidad. Aunque hubo algún momento de tensión cuando llegaron los activistas a la plaza de toros. Algunos dirigieron gestos ofensivos a quienes iban al coso en la última jornada de toros.