El coste aumentó casi un 70% y en la adjudicación el diseño primó sobre el precio

I. V. GIJÓN.

El coste del espectáculo pirotécnico de la Noche de los Fuegos fue de 63.000 euros, que junto a los 3.500 del Restallón suponen un incremento del gasto del 69,6% con respecto a los 39.200 euros que costaron ambos lanzamientos en 2017. Este año, además, Divertia introdujo cambios en el proceso de adjudicación del contrato, dando prioridad a la propuesta artística frente al precio.

A diferencia de años anteriores, se licitaron de forma conjunta los fuegos de Begoña y los de San Juan, con un presupuesto de 70.000 euros de los que 63.000 debían destinarse al espectáculo de la noche del 14 de agosto, pudiendo decidir las empresas cómo repartían los 7.000 euros restantes entre las otras dos citas (noche del 23 de junio y Restallón). El año pasado, para las dos citas de la Semana Grande con la pirotecnica los licitantes contaban con un presupuesto de partida de 49.000 euros que podían mejorar a la baja, recibiendo la oferta más económica 50 puntos de los 100 que se daban en el concurso.

En esta ocasión, sin embargo, en lugar de promover el ahorro se animaba a las empresas a presentar el mejor proyecto posible hasta agotar los 63.000 euros disponibles para la principal cita festiva de la ciudad. El precio ofertado no se tenía en cuenta a la hora de valorar las propuestas y en su lugar se daban hasta 80 puntos en función del proyecto artístico (originalidad, exclusividad, combinación de alturas, figuras y colores...) y 20 según la cobertura económica del seguro de responsabilidad civil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos