Delia Losa afirma que las líneas de investigación del bebé asesinado están «claras»

Delia Losa saluda al capitán Carlos Bello, ayer, a su llegada a La Caridad. / D. S. F.
Delia Losa saluda al capitán Carlos Bello, ayer, a su llegada a La Caridad. / D. S. F.

La delegada del Gobierno cree que las pesquisas ya indican «el camino a la detención de quien haya causado este horrendo crimen»

D. SUÁREZ FUENTEGIJÓN / LA CARIDAD.

«Las líneas de investigación están claras». Así se refirió ayer la delegada del Gobierno, Delia Losa, al estado de la investigación abierta para esclarecer el asesinato del bebé cuyo cuerpo fue encontrado dentro en un contenedor en Nuevo Roces en la madrugada del viernes.

Losa, que ayer participó en la reunión de la junta local de seguridad celebrada en La Caridad (El Franco), añadió que esa investigación iniciada ya indica «el camino que puede ir a la detención de quien haya causado el horrendo crimen». Un asesinato que ha conmocionado no solo a Gijón sino a toda la región y el resto de España. El bebé fue asesinado, según los primeros datos, nada más nacer. El cuerpo del pequeño, que era un varón, según esos mismos informes, presentaba numerosos cortes y heridas provocadas por un arma blanca.

El cuerpo fue arrojado a un contenedor de basura ubicado en Nuevo Roces y fue un vecino de esta zona quien lo encontró mientras rebuscaba entre la basura. En cuanto se dio cuenta de que se trataba de un bebé pidió ayuda. Él carece de teléfono móvil y paró a un vehículo que circulaba por la zona. Su conductor llamó a emergencias. Aún no sabían que el bebé estaba muerto.

Con la investigación ya en marcha, se pidió la colaboración ciudadana. Y fueron varias las personas que dieron alertas sobre mujeres embarazadas que habrían dejado de ver en los últimas semanas. Los agentes constataron que se trataba de personas que estaban de vacaciones o que se habían mudado.

La Policía Nacional está analizando toda la información obtenida gracias a la colaboración de taxistas y empleados del transporte público que estaban trabajando durante la madrugada en la que se produjeron los hechos. Asimismo, se están revisando las grabaciones de todas las cámaras de seguridad de Tráfico por si hubieran captado a la persona que tiró al bebé en el contenedor.

Los agentes están centrados en el análisis de la información aportada por la autopsia y por los restos biológicos hallados en la mochila y el contenedor donde una persona, Paulino Otero, encontró al bebé cuando realizaba su habitual ruta nocturna por los distintos contenedores de la zona.