Los empresarios del polígono de Roces piden paralizar la obra del carril-bici

Los empresarios del polígono de Roces piden paralizar la obra del carril-bici

Aseguran que el trazado crea situaciones de «alto riesgo para los usuarios de un área muy transitada» y solicitan un informe a Tráfico

JOSÉ LUIS RUIZ GIJÓN.

La Asociación de Empresarios de Roces y Porceyo (Gespor) solicitó ayer al Ayuntamiento que paralice las obras que está desarrollando para conectar el carril-bici de Nuevo Roces con la senda verde de La Camocha. El colectivo denunció lo que considera «un grave riesgo para la seguridad vial de los usuarios del carril-bici» debido a que este atraviesa «un área de actividad industrial, comercial y de servicios que es muy transitado a diario».

Reunidos en asamblea general extraordinaria y con el único punto en el orden del día de abordar el «problema de la construcción de un carril-bici por el interior de nuestros polígonos», acordaron pedir al Consistorio su inmediata paralización.

Gespor propone que se retome el estudio para encontrar una vía alternativa fuera de los polígonos, «que no afecte ni a la seguridad vial ni a la actividad cotidiana del área industrial».

Además, reclamaron que la Oficina de Tráfico Municipal «emita un informe favorable al respecto del análisis del trazado del carril-bici en construcción».

Priorizar la seguridad

Desde la asociación empresarial aseguran mostrar su apoyo a los planes de movilidad planteados para la ciudad. «En concreto, queremos encontrar una solución viable a la comunicación entre Nuevo Roces y la Senda Verde de La Camocha, pero creemos que se debe priorizar y garantizar siempre la seguridad de las personas».

Entiende que un carril-bici debe discurrir siempre por zonas seguras «y cuando pasa por delante de los accesos y portones de las empresas, se generan situaciones de alto riesgo», aseguran. «Debido a la estrechez de los viales, las maniobras de carga y descarga en las parcelas y naves se realizan siempre marcha atrás, con su consiguiente riesgo».

Los empresarios afirman que «no se hacen responsables de los posibles accidentes» que puedan ocurrir y recuerdan que la zona industrial de Roces Porceyo «genera trabajo a más de 5.000 familias de forma directa y que la construcción del carril-bici va a originar un impedimento en la actividad normal de las empresas, con las consecuencias que eso puede tener». La asociación de vecinos de Nuevo Roces por su parte, recordó que lleva varios años demandando la conexión del carril-bici del barrio con la senda de La Camocha e indicó que «es trabajo de los técnicos del Ayuntamiento realizarla de la manera más adecuada».

El Consistorio aprobó en febrero la adjudicación de las obras a la empresa Alvargonzález Contratas por un importe de 106.000 euros y está previsto que la duración de las mismas sea de dos meses desde su inicio.