Consternación por la muerte de un hombre que apareció flotando en la zona de Poniente

Consternación por la muerte de un hombre que apareció flotando en la zona de Poniente
DAMIÁN ARIENZA

El rescate del cuerpo, que desplegó un amplio dispositivo, coincidió con uno de los conciertos de la Semana Grande

Olaya suárez / ana ranera
OLAYA SUÁREZ / ANA RANERAGijón

El cadáver de un hombre de mediana edad fue rescatado pasadas las 11 de la noche de este lunes de la dársena del Acuario justo cuando se celebraba en la playa de Poniente el concierto de Lola Índigo, del programa de la Semana Grande, y la zona estaba abarrotada.

Fue una testigo la que alertó por teléfono a la Policía al ver a una persona flotando boca abajo. En pocos minutos los agentes que se encontraban en el dispositivo de seguridad del espectáculo se personaron en el lugar y consiguieron acceder hasta el hombre, al que sacaron a tierra firme con la ayuda de una cuerda. Los técnicos del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) se hicieron cargo de la víctima practicándole las labores de reanimación cardiopulmonar. Aproximadamente media hora después, solo pudieron confirmar su fallecimiento.

La Policía investiga las circunstancias que rodearon el suceso y trata de determinar el intervalo de tiempo en el que el hombre permaneció en el agua. El juzgado de Instrucción ha abierto diligencias para analizar las circunstancias que llevaron al fallecimiento.

Consternación en la zona

La confusión se apoderó del concierto de Lola Índigo en la playa de Poniente. Fue una multitud la que observó como la Policía Nacional se abría paso entre el público y varias ambulancias llegaban hasta la explanada del Acuario.

Muchos de los que se encontraban en la zona más cercana al suceso comenzaron a correr en todas direcciones, algunos sin saber muy bien qué era lo que estaba sucediendo en la zona, pero alertados por las sirenas. Diego González y Andrea García aseguraron haber visto a «un señor de mediana edad boca abajo en el agua, pero no vimos a nadie caer ni escuchamos nada». Con esta versión coincidía María Trigo, quien aseguraba: «Una persona estuvo en el agua durante varios minutos hasta que llegó la Policía logró socorrerla».

El final del concierto de Lola Índigo finalizó con consternación. Se vivieron momentos de cierto temor y algunos testigos rompieron a llorar a medida que los relatos se unificaban y el fatal desenlace se confirmaba, después de los intensos intentos del personal sanitario por reanimar al fallecido. Pasada la una de la madrugada, los agentes de la Policía, que lucharon por tratar de sacar al hombre del agua en el menor tiempo posible, y los equipos sanitarios que se esforzaron por tratar de salvarle la vida, abandonaron la zona.