Ana González: «El plan de barrios será hoja de ruta prioritaria y lo negociaré con cada asociación de vecinos»

Ana González, en la hemeroteca de EL COMERCIO, durante la entrevista. / ARNALDO GARCÍA

«Seremos diez liberados en el equipo de gobierno. Quedarán para repartir ocho a tiempo completo, pero se podrá jugar con las medias liberaciones»

MARCOS MOROGIJÓN.

Ana González (Oviedo, 1963) ha tenido un fin de semana muy intenso en lo emocional tras su toma de posesión como alcaldesa socialista de Gijón. De su boca solo surgen palabras de agradecimiento a los convecinos que decidieron con su voto cambiar el rumbo del Ayuntamiento. También una promesa de «mucho trabajo» y «estar en la calle» para mantenerse al corriente del último bache, pero también de cuestiones más conceptuales de por dónde tiene que ir la acción de gobierno. «Una ciudad se construye con sus hombres y sus mujeres», remarca.

-¿Qué sensaciones ha tenido en sus primeras 24 horas como alcaldesa? ¿Era como se lo esperaba?

-Es mucho mejor. El sábado fue un día de nube. La satisfacción, la felicidad de haber salido alcaldesa de Gijón es inmensa. Es un cúmulo de sentimientos incluso contradictorios. Por un lado está esa alegría de conseguir algo por lo que luché, pero hay otra parte que es la confianza de la gente con la que me cruzo todos los días y eso es maravilloso. Percibo un gran cariño en la calle cuando me paran que no es solo hacía mí, sino sobre todo a su ciudad. Tienen ganas de que pasen cosas positivas y que avancemos. Ganas yo diría de que volvamos a ser Gijón, a repensar la ciudad tan dinámica e innovadora que llegamos a ser.

-¿Le gustaría como alcaldesa que IU entrara en el gobierno local?

-Tengo claro que todo es posible. Creo que es bueno llegar a acuerdos con fuerzas políticas que están en el mismo arco ideológico. Además creo que es necesario en un momento en donde ha habido un avance de la ultraderecha -hablo en un contexto general de país y no únicamente de Gijón- presentar una unión de las fuerzas de la izquierda. La cultura común que tenemos IU y el PSOE de la propia negociación también facilita estas cosas. El saber que no hay una imposición por parte de ninguno de los dos partidos y que cuando se negocia se habla con sinceridad nos puede permitir avanzar. Hasta donde lleguemos estoy dispuesta a llegar.

-¿Reservará alguna área de gobierno pensando en esa eventualidad?

-No y sí. Yo voy a avanzar en este momento el equipo con los concejales del PSOE. No puedo estar diciendo que Gijón está parado y pararlo yo. No es una cuestión de demorarnos, pero esta semana será decisiva para dar plazos sobre cuándo se puede cerrar el gobierno. Hay reuniones pendientes con IU y Podemos en las próximas semanas y queda concluir la negociación con los otros partidos políticos de las cuestiones más estructurales y de funcionamiento del Ayuntamiento.

¿Con Podemos el planteamiento para hablar es distinto? Parece que no perciben interés de diálogo.

-Ahí discrepo. Nos reunimos con ellos y vimos que había elementos de diagnóstico comunes. También había diferencias. Nos mandaron un decálogo advirtiendo de que no todo tenía que ser compartido por el PSOE. La primera semana de julio nos reuniremos con ellos de nuevo. Tenemos las conversaciones abiertas.

-¿Por dónde tiene pensado empezar a reinventar Gijón?

-Puede sonar muy pequeño o cercano pero la prioridad es poner bien todos los barrios de Gijón. Creo que es fundamental darle un cambio, un giro, a nuestras calles, a nuestras plazas, a nuestros equipamientos públicos, para que la gente vuelva a sentirse satisfecha de la calle donde vive, del parque dónde va.

-¿Va a dar tiempo este año para empezar a desarrollar ese plan?

-No tengo todos los números, porque acabo de llegar y tengo que revisar todas las cuestiones económicas. Nuestro primero objetivo es definir ese plan de barrios, y en esa definición tiene que ir exactamente todo lo que vamos a hacer, y lo voy a negociar y trabajar con todas las asociaciones de vecinos. Ya me he reunido con casi todas y lo volveré a hacer para que nos orienten.

-¿Incluirán Cimavilla?

-Vamos a tener en cuenta todos los barrios. Van a salir muchas cosas y habrá que priorizar porque tengo que ver las posibilidades económicas. Ese plan será una hoja de ruta prioritaria.

-¿Qué postura tendrán ante el debate sobre los suelos de los ediles?

-Nos liberamos diez personas del equipo de gobierno salvo Carmen Saras por decisión personal. Quedarán ocho liberaciones a tiempo completo para repartir, pero podremos jugar con las medias liberaciones como se hizo en el anterior mandato. Todos los grupos políticos, porque soy consciente de que a todos los han votado, tienen derecho a tener personal y tener concejales que trabajen en el Ayuntamiento. Es una negociación que tiene que abrirse esta semana. Es urgente para organizarse y empezar a trabajar.

-¿Acudirá a la bendición de las aguas el día de San Pedro?

-Un ayuntamiento tiene que ser laico y además es lo que he defendido siempre. No voy a ir, porque represento a todos los gijoneses y gijonesas donde hay distintas confesiones religiosas e incluso gente que no tiene ninguna. Las cuestiones de creencias son personales y hay que respetarlas, pero no afectan a lo público y yo estoy en la gestión de lo público y de la convivencia.

-¿Se van a poner serios con el Sporting para que cumpla sus obligaciones de conservación de El Molinón y limpie su fachada?

-Soy muy seria y me voy a poner seria y sentar con todo el mundo. El Sporting es una entidad muy importante con independencia de lo que se piense de su junta directiva. Es una marca de Gijón y me voy a poner seria con el club para exigir y colaborar. Tengo claro que el estadio hay que conservarlo y clarificar este tema. Estoy convencida de que eso está escrito a quién le toca.

-¿Con qué colectivos le gustaría estrenar su agenda pública de reuniones como alcaldesa?

-Con Adansi y Vegapresas. Fueron muy generosos conmigo y quiero compartir con ellos mis proyectos de inclusión.

-¿Del plan de vías no se sabrá nada hasta después del verano?

-Es un momento de conformación del Gobierno estatal, pero espero que me llegue pronto el avance del estudio informativo de la estación intermodal. Quiero verlo y que me cuenten. No descarto viajar a Madrid.

Más información