El PP define al gobierno de Foro como «un gafe para los gijoneses»

El PP define al gobierno de Foro como «un gafe para los gijoneses»
González, en el Pleno. / FLÓREZ

Rechaza el «mantra de que los impuestos no han subido», porque la recaudación por tributos directos «creció en 13 millones»

I. VILLAR GIJÓN.

El portavoz del PP, Pablo González, hiló su discurso en torno a «quince grandes retos que Foro planteaba en su primera intervención tras las elecciones de 2015» -dotar de estabilidad a los principales proyectos municipales, ampliar el Parque Científico y Tecnológico, el desarrollo del sector de las industrias culturales y creativas, la rehabilitación de barrios degradados, la mejora del medio ambiente...- para remarcar sus incumplimientos y concluir que «estos últimos cuatro años han sido una gran colección de oportunidades perdidas para la ciudad». Señaló que todo lo prometido «solo se queda como mucho en la aprobación de planes y papelinos, sin hechos concretos» y consideró que «Foro ha sido gafe para los gijoneses y que haya estado gobernando este tiempo es una mala noticia».

Criticó el estado de abandono de Cimavilla, «lleno de grafitis, calles mal mantenidas y edificios derruidos», calificó de «chiste» las campañas de presupuestos participativas que se pusieron en marcha en la ciudad «para que cien personas decidan proyectos de 400.000 euros» y consideró insuficientes unos datos de turismo «cuyo pico, en un mes determinado, es alto pero no supera al que había en 2011, mientras que el valle, en febrero, incluso empeora datos anteriores, demostrando que el sector está cada vez más estacionalizado». Rechazó además «el mantra de que no han subido los impuestos», destacando que la recaudación por tributos directos pasó en siete años de 94 a 107 millones de euros. «¿Quién paga ese dinero? ¿Los de Oviedo? ¿Los marcianos? No, sale de los gijoneses».

Se mostró también en contra de las medidas que vienen recogidas en el futuro plan de Movilidad, «con zonas 20 en todo el centro y la retirada de los diésel». «Expliquen cómo lo van a hacer, porque igual se 'carmenizan' también en ese sentido». Reprochó finalmente que no se haya redimensionado el sector público municipal. «Venían a las administraciones a renovar, a regenerar y a gestionar mejor, pero al final se sintieron muy a gusto en ese palacio que les había dejado el régimen socialista».