«Nos quedamos impactados y nos fuimos a casa»

Lo que comenzó siendo una noche festiva, para muchos la primera salida en solitario sin sus progenitores, acabó de una forma que tardarán en olvidar. El público, en su mayoría jóvenes, del concierto de Lola Índigo enmudeció cuando decenas de policías y sanitarios desplegaron un amplio dispositivo para intentar salvarle la vida al hombre que se precipitó al agua en la dársena del Acuario. «Al principio no sabíamos qué pasaba, nos dijeron que nos teníamos que apartar y entonces vimos cómo sacaban a un hombre, ya parecía que estaba muerto...», explica una joven de 16 años a quien el impacto provocado por el incidente le llevó directamente de vuelta a casa antes de la hora marcada por sus familiares.

«Nos quedamos impactados, ya no nos apetecía ni seguir de fiesta, vamos a tardar en olvidar esa imagen», repetían. Otras personas incluso vieron al hombre de 58 años caer desde lo alto. «Se quitó la cazadora y luego cayó al agua, no sabemos qué fue lo que le pasó, pero quedó boca abajo sin moverse», relataba una testigo.