Rain Forest se hace cargo del Acuario tras ser rechazadas las dos alegaciones

Una visita escolar al Acuario gijonés. / PALOMA UCHA
Una visita escolar al Acuario gijonés. / PALOMA UCHA

El contrato, por 15 años, será firmado mañana y el viernes la empresa madrileña se pondrá al frente de la instalación municipal

A. PRESEDO GIJÓN.

Han pasado casi tres meses desde que el Ayuntamiento de Gijón adjudicara, mediante concurso, la explotación del Acuario de Poniente a la empresa madrileña Rain Forest. Fue el día 4 de mayo. Desde entonces, se entró en un proceso de recursos que no se cerró hasta el pasado lunes. Ahora, aunque de forma extraoficial, la adjudicación ya está cerrada. Mañana será firmado el contrato y al día siguiente, es decir, el viernes, la gestión del Acuario cambiará de forma definitiva de manos.

Los recursos a la adjudicación inicial fueron presentados por las empresas Parques Reunidos, que fue eliminada por colocar la oferta económica en un sobre equivocado, y por Aquagestión Gijón, la empresa propiedad de Ignacio Aguinaga, que lleva diez años al frente del Acuario de la ciudad y optaba a continuar en el mismo papel. Finalmente, el tribunal decidió rechazar ambas alegaciones y, en consecuencia, la gestión del Acuario la llevará, a partir del día 4 de agosto, la empresa Rain Forest, que abonará un canon anual al Ayuntamiento de Gijón, propietario de la instalación, de 119.000 euros.

En las últimas semanas, responsables de la nueva empresa intercambiaron información con Ignacio Aguinaga para conocer algunos de los pormenores de la instalación y, también, del material de imagen puesto a la venta en la tienda, con el objetivo de tener preparado un relevo que se daba por más que seguro.

Rain Forest, que gestionará el Acuario gijonés durante quince años, con posible prórroga de otros cinco años más, comprometió en su oferta una importante inversión en la mejora de las instalaciones que, pese a tener solo unos doce años de antigüedad, presentan unas condiciones nada apropiadas para prestar un servicio de la mínima calidad requerida. Un informe interno del propio Ayuntamiento de Gijón, previo a la convocatoria del concurso, dejaba al descubierto importantes deterioros en toda la infraestructura, desde la techumbre hasta el sistema de aire, pasando por las cubiertas y las instalaciones dedicadas a los peces. Así, Rain Forest acometerá obras por importe de 800.000 euros en una primera fase, y compromete hasta 2,5 millones de euros en los cinco primeros años de su gestión.

Ignacio Aguinaga cerrará pues diez años al frente del Acuario gijonés, una larga etapa en la que no han faltado situaciones conflictivas, caso de la venta de peces al Acuario de Sevilla, aún pendiente de resolución judicial.

 

Fotos

Vídeos