El delegado del Gobierno fijará con el Sporting medidas para evitar la violencia ultra

Mariano Marín, ayer, con Mercedes Fernández en Corrida. / DANIEL MORA
Mariano Marín, ayer, con Mercedes Fernández en Corrida. / DANIEL MORA

Mariano Marín acuerda con la alcaldesa celebrar la Junta Local de Seguridad, para tratar este tema, el próximo 4 de mayo

M. MORO GIJÓN.

El delegado del Gobierno en Asturias, Mariano Marín, se reunirá esta mañana en Oviedo con la directiva del Sporting. El objetivo del encuentro es empezar a fijar medidas que eviten la repetición de hechos violentos protagonizados por ultras como los que tuvieron lugar hace dos semanas en un bar de Cimavilla. Acudirán por parte del Sporting el vicepresidente de la entidad, Javier Martínez; el consejero y portavoz del consejo de administración, Fernando Losada, y el coordinador de Seguridad, Carlos Barcia. El presidente, Javier Fernández, también hará lo posible por desplazarse hasta la delegación del Gobierno.

«Vamos a valorar qué soluciones o qué medidas se pueden tomar para evitar que todo lo que ocurrió vuelva a suceder», remarcó ayer Marín tras anunciar que mantendría esta reunión. «Entre todos tenemos que evitar que se repitan hechos tan lamentables», indicó.

En este sentido, el que fuera hasta hace poco portavoz municipal del PP dijo estar «seguro de que la directiva del Sporting tiene el mayor interés, al igual que delegación del Gobierno, en que hechos violentos como estos no vuelvan a ocurrir». A fin de cuentas, agregó Marín, se pretende «que cuando vayan al fútbol vayan a ver un acontecimiento deportivo», en referencia a los seguidores más radicales del Sporting.

Martín también avanzó que acordó el lunes con la alcaldesa Carmen Moriyón celebrar la reunión de la Junta Local de Seguridad, en la que se abordará entre otros temas la problemática de la violencia ultra, el próximo viernes 4 de mayo.

Respecto a la operación policial llevada a cabo para detener e identificar a los autores de la agresión a simpatizantes del Ceares que celebraban una fiesta en el bar La Folixa del barrio alto, el delegado del Gobierno la dio por «zanjada». «No hay novedades», aseguró a preguntas de los periodistas durante un desayuno informativo en el que acompañó a la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández. «El asunto está zanjado por parte de la Policía, todas las personas que intervinieron en los hechos han sido detenidas. Algunas están en prisión y otras tienen medidas cautelares», apuntó el delegado del Gobierno.

Comisión y declaración

El anuncio de esta reunión de Marín con la directiva del Sporting se produce después de que la semana pasada Ayuntamiento de Gijón y los responsables del club rojiblanco acordasen crear una comisión que sirva para instaurar normas de conducta que permitan erradicar la violencia en el fútbol. Y también a renglón seguido de una declaración institucional en la que todos los grupos políticos de la Corporación local instaron al Sporting a «apartar» y romper cualquier tipo de vínculo» con quienes consientan, alienten y no condenen hechos violentos como los ocurridos en Cimavilla.