El vacío de Juan Ariño y Héctor Jácome llega al Evaristo Valle

Público asistente a la exposición en el Evaristo Valle. / C. SANTOS
Público asistente a la exposición en el Evaristo Valle. / C. SANTOS

E. GARCÍA GIJÓN.

El museo Evaristo Valle acogió ayer la concurrida inauguración de la exposición 'La plenitud del vacío', de Juan Ariño y Héctor Jácome, una muestra cuyo génesis fue, precisamente, un dichoso encuentro durante otra apertura en el mismo museo.

La exposición reúne 35 pinturas de Juan Ariño (Madrid, 1945) y 48 fotografías de Héctor Jácome (Pola de Lena, 1974). Ariño, bien conocido en el mundo artístico como diseñador de espacios museográficos, exposiciones y catálogos, nunca abandonó el ejercicio del dibujo y la pintura. Jácome propone la mirada como una de las herramientas más importantes con las que cuenta un fotógrafo.

Ambos artistas descubrieron aquel día su sensibilidad afín. Comparten además una predilección por el pequeño formato y en muchos casos la opción por el blanco y negro. Aun sugiriéndolo, sus obras no representan ningún paisaje concreto y carecen de otra referencia más allá de ellas mismas. Están concebidas como puro ejercicio de la sensibilidad, más allá de modas e intereses comerciales. Podrá visitarse esta exposición hasta el próximo 31 de marzo.