Yeray R., en prisión preventiva por el caso Germán, pide volver a declarar ante el juez

La fase de instrucción por la grave agresión al joven camarero se prolonga ya veinte meses y mantiene a ocho jóvenes como imputados

O. SUÁREZ GIJÓN.

La agresión ocurrida en la plaza de Italia la madrugada del domingo recordó inevitablemente a la sufrida en Fomento en julio de 2017 por Germán Fernández, que le provocó lesiones neurológicas de extrema gravedad, también al golpearse la cabeza contra el suelo. Por aquellos hechos permanecen en prisión preventiva cuatro procesados, mientras que otros cuatro investigados están en libertad provisional a la espera de que avance la investigación judicial.

La fase de instrucción dura ya veinte meses y por el momento no tiene previsto cerrarse. De hecho, uno de los acusados, Yeray R. , ha pedido declarar ante el juez de forma voluntaria para aportar, según su versión, datos relevantes para el esclarecimiento de los hechos que dejaron al joven camarero de 24 años debatiéndose entre la vida y la muerte y con graves daños cerebrales que, aún a día de hoy, le impiden desarrollar su vida de forma autónoma.

Desde que ocurrió el fatídico episodio, varios de los involucrados no han hecho más que acumular condenas por agresiones anteriores. Imad A., de 21 años y origen marroquí, ha sido condenado en tres ocasiones: a un año de cárcel por agredir a un agente de la Policía Nacional fuera de servicio; a tres años de prisión por romperle la mandíbula a un joven y a otros diez meses por pegarle una paliza a un chico que salió en defensa de una amiga a la que estaban increpando. En el último ataque estuvo acompañado por Yeray R. V., sobre el que recayó una pena de diez meses de cárcel.

Por su parte, en el juicio por la agresión al policía fue también condenado Illán M., en libertad con cargos por el caso de Germán y también por el episodio violento contra seguidores del Ceares en el pub La Folixa de Cimavilla, vinculado al grupo radical Ultra Boys.