Apuñalamiento a un portero en Oviedo | «No les dejaron entrar al ser menores y reaccionaron de forma muy violenta»

Los jóvenes durante el apuñalamiento ocurrido el domingo en la calle Mon. / E. C.

Un testigo relata cómo el joven marroquí de 17 años, que ha ingresado en el Centro de Menores de Sograndio, agredió a un portero de la calle Mon

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

«Intentaron acceder al pub, pero no les dejaron porque son menores. Además iban en chanclas y no se puede. Su reacción fue muy violenta». Con estas palabras, un testigo relató ayer cómo un joven marroquí de 17 años, y residente en un piso tutelado de Fray Ceferino, apuñaló a un portero de un pub de la calle Mon de Oviedo. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del primer domingo de San Mateo, a las cinco de la mañana, cuando cinco magrebíes intentaron entrar en el local. Al no dejarles, reaccionaron de forma agresiva contra el portero, 0. F., de 37 años y nacido en Senegal. En un primer momento, precisó el testigo, «hablaron en su idioma», después le rodearon hasta que uno de ellos le clavó un objeto punzante en el costado.

Los testigos avisaron a la sala del 092 y de inmediato una patrulla de la Policía Local se personó en el lugar de los hechos. Cuando los agentes llegaron, la víctima estaba sentada en el portal con una herida que derramaba mucha sangre. Su agresor había huido con el resto de su pandilla. Gracias a los datos proporcionados por un compañero de la víctima, los agentes dieron rápidamente con el presunto culpable, que responde a las iniciales H. H. Fue detenido minutos después. Ayer, eclaró ante el fiscal de Menores del Principado y se ordenó su internamiento en el Centro de Menores de Sograndio en régimen semiabierto. No podrá salir a la calle, apuntaron fuentes del Ministerio Público.

La víctima se está recuperando de la lesión. Sufrió una herida por arma blanca en el hemitórax derecho y traumatismo craneoencefálico, por lo que permaneció varias horas en el HUCA. Ayer ya se encontraba en casa guardando reposo, según apuntó el testigo de estos hechos.

La víctima ya se encuentra en su casa y ahora deberá guardar reposo

«Excesivo botellón»

Un hostelero que tiene un local en la calle Mon y otro en el Rosal se quejó ayer del «excesivo botellón» que hubo durante el primer fin de semana de San Mateo y la inacción de la Policía. «No hay desalojo y esa problemática nos influye a nosotros económicamente y a los vecinos en su descanso». Reclamó más medidas por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad . «No se pueden permitir estas masificaciones y una de las soluciones puede ser habilitar zonas para hacer botellón». Cristina Coto, por su parte, pidió la recuperación del Oviedo Antiguo, que sufre «problemas de seguridad». «Esta es una urgencia desde hace años y tanto el apuñalamiento a un portero como la agresión a un empleado de limpieza son nuevos actos vandálicos que vienen a engrosar otros ocurridos anteriormente», lamentó. El alcalde, por su parte, nada más conocer los hechos, mostró «su disgusto».

Más

Temas

Oviedo