Una marea de solidaridad a golpe de zapatilla

Daniel Velasco hizo de guía para explicar la historia de la estatua de 'El Viajero' en Porlier. / MARIO ROJAS
Daniel Velasco hizo de guía para explicar la historia de la estatua de 'El Viajero' en Porlier. / MARIO ROJAS

El colegio Amor de Dios organiza la ruta solidaria, 'Gastando Suela', a través de las esculturas más relevantes de la ciudad | En la iniciativa participaron más de 900 personas, todo lo recaudado se donará a diferentes asociaciones y proyectos solidarios

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Una marea azul y naranja inundó ayer las calles de la ciudad. No era para menos. Más de 900 personas participaron en la segunda edición de la iniciativa solidaria promovida por el colegio Amor de Dios, 'Gastando Suela'. El proyecto cumplió y superó las expectativas del año pasado, doblando casi el número de participantes en esta ruta cultural y solidaria. Una iniciativa cuyo objetivo fue recaudar fondos para diferentes asociaciones, entre ellas Cáritas, Clowntigo, la asociación Duchenne o la Fundación Síndrome de Dravet. El enganche para participar en esta causa solidaria fue la posibilidad de conocer, a través de una ruta callejera, las esculturas más relevantes de Oviedo. Los alumnos de Cuarto de la ESO del Amor de Dios fueron los guías que acompañaron a los grupos, de cincuenta personas cada uno, todos los participantes donaron un euro simbólico. El itinerario comenzó a las diez de la mañana, el punto de partida fue el propio colegio. De ahí a la primera parada, la obra de Eduardo Úrculo, 'Los libros que nos unen', en el campus de El Milán, para acabar en 'La Torera', la famosa fotógrafa Josefa Carril, obra de Mauro Álvarez, que recibe a todos los paseantes que se adentran en el Campo de San Francisco. «Los alumnos prepararon el recorrido desde la asignatura de Sociales», explicó Lucía Álvarez, jefa de Estudios del Amor de Dios.

Un trabajo colaborativo «donde se involucró a toda la comunidad educativa» del centro, apostilló Isabel García, coordinadora de Pastoral del colegio. «Ellos fueron a las entidades bancarias a pedir ayuda y todos los colaboradores que logramos que participasen en esta edición fue gracias a los alumnos», incidió María José Ardura, directora del centro educativo.

La esencia de 'Gastando suela' es su carácter solidario. Todo lo recaudado irá destinado a diferentes asociaciones de carácter social, como Cáritas, o de concienciación sobre la necesidad de visibilizar a las enfermedades raras como Duchenne Parent Project. «El objetivo es sensibilizar a la sociedad porque no hace falta irse a África, hay mucha gente a nuestro lado que necesita ayuda», puntualizó María José Ardura. En este sentido, reiteró que hay que reivindicar que «sí se puede ayudar». El ejemplo lo dieron los 900 participantes que ayer disfrutaron de esta iniciativa que puso su colofón con un sorteo en el Campo de San Francisco que se llenó de música y de buen rollo. «Estoy muy ilusionado porque vino mucha gente y no nos lo esperábamos», contó Mario García, uno de los cuarenta y tres alumnos de Cuarto de la ESO del Amor de Dios que hicieron posible este evento. Para su compañera Paula Valdés la experiencia fue «muy gratificantes porque no conocíamos las necesidades del municipio que a veces pasan por invisibles», destacó. Tan buena lección se llevaron estos estudiantes que «el año que viene seguiremos colaborando», avanzó Daniel Velasco para seguir 'Gastando Suela'.