«Es un orgullo que una asociación de hosteleros cumpla veinte años»

Pedro Caramés, durante la entrevista. / P. LORENZANA
Pedro Caramés, durante la entrevista. / P. LORENZANA

«Nosotros no consideramos que la calle esté sucia. Aumentamos la limpieza para una mejor convivencia con los vecinos»

SANDRA S. FERRERÍA OVIEDO.

La Asociación de sidrerías de la calle Gascona está de doble celebración. Por una parte, Pedro Caramés, dueño de La Finca, es el nuevo presidente de la entidad, puesto que hasta ahora ocupaba Francisco Álvarez Colunga, propietario de La Pumarada. Por otra parte, esta semana han cumplido veinte años, todo un logro y motivo de orgullo, según Caramés, especialmente cuando son competencia entre unos y otros y no existe rivalidad entre las trece sidrerías que forman la asociación.

-¿Cómo afronta este nuevo cargo?

-Con mucha ilusión. Yo venía de otro tipo de hosteleria, la nocturna, donde cada uno hacía la guerra por su lado. Éramos empresarios independientes. Cuando llegué a Gascona hace doce años, vi un mundo diferente. Somos una asociación de hosteleros donde no hay ninguna rivalidad. Todos luchamos en una misma dirección.

«La innovación y la tradición en hostelería no están reñidas. No se pierde la esencia» «La relación con el Ayuntamiento es excelente, desde el inicio de Gascona»

-¿Una gran familia?

-Totalmente. Si hay que pasarlo bien, lo pasamos y si tenemos que discutir, discutimos. La sidra es lo que nos une.

-¿Por cuánto tiempo es el cargo?

-No se sabe. No hay ni un mínimo ni un máximo. Paco, el presidente saliente, estuvo nada más y nada menos que veinte años.

-¿Cómo es la relación entre los miembros de la asociación?

-Muy activa. Nosotros nos reunimos como mínimo una vez al mes. En esas reuniones es donde hacemos las propuestas y ese tipo de cosas.

-¿Qué propuestas trae usted a Gascona?

-Hay unos retos importantes ahora. Las sidrerías se van modernizando. Hay mucho futuro por delante y mucho trabajo que hacer. Esta calle tiene la mayor concentración de sidrerías con marca de calidad de Asturias, mantener ese nivel y aumentarlo es uno de los objetivos. Tampoco queremos perder de vista ni el turismo, ni la cultura de la sidra y sus tradiciones.

-Acaban de cumplir veinte años...

-Sí, cumplimos los veinte y es un orgullo que una asociación de empresarios, que entre nosotros somos competencia, llevemos tantos años unidos.

-¿Predomina la clientela de turismo o la de Oviedo?

-Hay dos etapas muy diferenciadas. Durante todo el invierno, la mayor parte de nuestros clientes son gente local, vecinos de Oviedo y de Asturias. En verano es cuando llegan los turistas, especialmente nacionales, aunque desde hace unos años ya hay un turismo más internacional.

-El turismo es importante para su sector...

-Muy importante. Pero al final todos los clientes son importantes. El verano dura lo que dura, y el invierno es muy largo. Sin la gente local, no podríamos vivir todo el año. En Oviedo no había esa tradición sidrera que podíamos ver en otras zonas de Asturias y Gascona ha conseguido traerla en estos 20 años. Es la zona sidrera que destaca por encima de las demás.

-¿Se ha perdido la esencia de los bares de siempre?

-Nosotros escanciamos sidra de botella, en las mesas no hay manteles, los platos que servimos suelen ser para compartir...Esa es la parte más tradicional. También es importante innovar, pero esa innovación y la tradición no están reñidas. Actualizar un local por desgaste y ponerle materiales de esta época no le quita la esencia.

-¿Qué hace falta mejorar en Gascona?

-Desde la asociación queremos mantener lo que tenemos. Innovar en Gascona es fastidiarlo, se trata de que lo que tengamos que hacer, lo hagamos bien. Preservar lo que tenemos y lo que hemos conseguido a lo largo de los años.

-Este año participan en Fitur...

-Sí, fuimos invitados por la Sociedad Regional de Turismo para presentar y dar publicidad a la calle como uno de los atractivos turísticos de Asturias. Estamos muy contentos, para nosotros es un reconocimiento muy importante, y no cabe duda de que estás en un escaparate que es mundial.

-¿La calle Gascona está sucia?

-Nosotros no consideramos que esté sucia.

-¿Y esa medida de pagar 10.000 euros para limpiarla?

-La Asociación de Vecinos Indalecio Prieto dicen que está sucia. Nosotros no lo consideramos, pero implementamos la limpieza por voluntad propia y para llegar a un acuerdo con los vecinos, así como para que haya una buena convivencia entre unos y otros.

-Ellos dicen que no se trata de limpiar más sino de ensuciar menos...

-Desde la cultura de la sidra es imposible. Podemos utilizar barreños de suelo, 'nomechisques', pero es imposible que la sidra no humedezca mínimamente el paso. Pero insisto, nosotros no consideramos que la calle esté sucia. Si realizamos una actividad es de 12 a 3 de la tarde, y a las 5 llega una empresa de limpieza, que paga la asociación, y en 45 minutos la calle queda limpia. Además, cada uno de nosotros limpia diariamente la zona de su terraza.

-¿Los pisos en Gascona se han devaluado por culpa de las sidrerías?

-No. Pedimos una tasación comparada a un arquitecto experto en tasaciones y Gascona está como otras zonas de la ciudad en las que no hay hostelería. De hecho, 400 euros por encima de la media del metro cuadrado en Oviedo.

-¿Tienen la mano tendida a los vecinos?

-Desde el principio. Muchos vecinos son propietarios de nuestros locales, y son clientes nuestros de diario.

-¿Y a los de la asociación?

-Desde el principio también.

-¿Cómo es la relación con el Ayuntamiento?

-Excelente. Siempre ha sido así, en anteriores mandatos y en este. La asociación nunca se identificó con un color político, dio igual quién gobernara.

-En mayo hay elecciones municipales, ¿esperan que esa buena relación continúe?

-Sí. Si durante veinte años hemos mantenido esa buena relación con la institución no tendría porque cambiar ahora la situación.

-¿Y con OTEA?

-Tenemos una relación muy cordial. Ambos somos asociaciones hosteleras, y tenemos colaboración absoluta.

 

Fotos

Vídeos