'La Gaviota' llega al Palacio Valdés

'La Gaviota', en escena. :: E. C./
'La Gaviota', en escena. :: E. C.

Interpretada por Cristina Lorenzo, Cristina Alonso, David Gonzalez y Etelvino Vázquez, esta será la cuarta ocasión en la que este espectáculo estrenado el pasado año se pueda ver en Asturias

M. F. A.

Es un texto de finales del siglo XIX que alcanza una vigencia inusitada en pleno siglo XXI. 'La gaviota', obra impresdincible de Antón Chéjov, llega este viernes al Teatro Palacio Valdés de Avilés de la mano de Teatro del Norte y bajo la direccón de Etelvino Vázquez.

Interpretada por Cristina Lorenzo, Cristina Alonso, David Gonzalez y Etelvino Vázquez, esta será la cuarta ocasión en la que este espectáculo estrenado el pasado año se pueda ver en Asturias. Se ha paseado, sin embargo, por Madrid, Castilla-León, Extremadura, Aragón, Cantabria, País Vasco y Galicia.

«Esta obra solo la había visto una vez y en húngaro, hace muchos años, en Budapest, pero siempre estuvo presente, Chéjov es un autor fundamental, el creador del teatro moderno», introduce Etelvino Vázquez, que ha querido hacer una visión muy cercana a la juventud. «Es la historia de malos padres y malos hijos, que son muy parecidos a los de hoy. Aunque estrenada en 1898, habla de la vida sin trabajo, sin dinero, sin porvenir», anota.

El protagonismo lo tienen Kostia y Nina, el escritor y la actriz, que tienen que pagar un precio altísimo por su idealismo. «Este tema está todos los días en el periódico, siempre dije que las mejores obras que hablan de la juventud son 'Hamlet' y 'La Gaviota'», explica Vázquez, que se ha encargado de aligerar el texto y reducir a la mitad el número de actores respecto al original.

Hoy llega la obra a Avilés, pero tiene muchos escenarios pendientes. «Yo no actúo ni en el Jovellanos ni el Campoamor, y eso debería defender el viceconsejero, que el teatro asturiano esté presente y no ausente», denuncia.

Teatro del Norte trabaja ya en lo que será su próximo montaje, 'El retablo de la avaricia, la lujuría y la muerte', de Valle Inclán.