Los aviones son para el verano

Los aviones son para el verano

El domingo llega a la bahía de San Lorenzo el XIV Festival Aéreo, en el que la Patrulla Águila se medirá en destreza con la PC 7 suiza

JOSÉ LUIS RUIZ

Entre las muchas actividades que acoge la bahía de San Lorenzo al cabo del año, una de las más espectaculares es, sin duda, el Festival Aéreo. El domingo llega la decimocuarta edición de una cita veraniega que ha convertido en tradición que las naves más punteras del ejército surquen el cielo gijonés junto a los aviones de salvamento, bomberos y acróbatas aéreos. Alrededor de 250.000 espectadores llenan cada año el entorno de la bahía para disfrutar del repaso a la evolución aeronáutica que propone la organización.

La playa será este año uno de los mejores sitios para disfrutar del desfile, ya que la bajamar se anuncia para las 14.01 horas, por lo que quedará libre todo el arenal justo durante el festival, que comienza a las 12 horas y finaliza a las 15. Para los que no quieran llenarse de arena, el Muro y, en especial, el Náutico ofrecen una excelente perspectiva de todo el 'escenario'. Otro de los puntos más solicitados es el cerro de Santa Catalina, donde se puede ver a los aviones aproximarse por el oeste desde el aeropuerto. Los 'spotters' (apasionados de la aviación) tendrán dos lugares habilitados específicamente para que puedan tomar fotografías en el cerro y en el paseo. Para acceder a ellos es necesario haberse acreditado previamente en la web del festival. El tiempo que se espera para el domingo es variable, con nubes y claros. La Agencia Estatal de Meteorología anuncia entre un 70 y un 35% de probabilidad de lluvia y 24 grados de temperatura durante la exhibición.

La ronda comenzará con un carrusel de cinco ultraligeros de particulares asturianos que mostrarán los aparatos que sirven de inicio para cualquier aficionado. Tras ellos, el Helimer Cantábrico y los Bomberos de Asturias enseñarán sus joyas de la corona, siempre condicionados a que no tengan que atender ninguna emergencia. El mentor T 34, un avión construido en 1956 y que pertenece a la Fundación Infante de Orleans, es un aparato que ha servido (sigue haciéndolo) para formar desde hace décadas a los pilotos del ejército español. La Guardia Civil traerá su helicóptero Dauphin y el avión CN 235. Darán paso a dos históricos de la aviación que pertenecen al coleccionista José Luis Olías, los Cessnas 'Bird Dog' y el peculiar 'Skymaster', con sus dos motores en línea. El Bell 212 representará a la Armada Española y el avión bombero de Canadair mostrará cómo se recoge el agua para atacar los incendios. Después llegará el turno de los cazas, franceses y europeos, de los que el Eurofighter es el máximo exponente de la última tecnología aeronáutica.

La Patrulla Águila se batirá en duelo acrobático con la PC 7 suiza, y la guinda del pastel la pondrá el avión de transporte militar más grande Europa: el A 400. La estrella del festival será duda hasta última hora. Los horarios y el orden de los participantes puede variar a causa de las condiciones climatológicas y las necesidades de la organización.

Más información