El ritmo no para en Asturias

El ritmo no para en Asturias
'Indomable' volverá a ser protagonista en Espineres. / Nel Acebal

La bebida patria toma Gijón durante nueve días y correrá a raudales también en la Fiesta del Asturcón y el Descenso Folclórico del Nalón

MIGUEL ROJO

Acabó la Semana Grande en Gijón. ¿Y qué? La fiesta en Asturias no para en todo el verano, y este fin de semana no podía ser menos. Muchos son los rincones para disfrutar de la folixa veraniega, llueva o haga sol, y tiene delito tan solo pensar en quedarse en casa. Tres citas, tres, hay en los próximos días que tiene que marcar en su calendario. La primera, la XXVII Fiesta de la Sidra Natural, que empieza mañana en Gijón y se alargará durante nueve días, para culminar el domingo de la semana que viene en la plaza del Marqués, con la degustación popular. Por ahora, desde mañana mismo, el entorno del Muelle acogerá el Mercadín de la Sidra y la Manzana, que estará abierto a diario entre las 11 de la mañana y la medianoche. Si tiene pensado ir mañana mismo, hágalo mejor por la tarde, que puede que algunos puestos aún no estén abiertos: la logística no es fácil y por la mañana algunos pueden hacerse los remolones. Y vaya cogiendo fuerzas, porque lo gordo de esta fiesta se extiende a lo largo de la próxima semana. A saber: el miércoles, en la plaza Mayor, concierto de Ún de Grao; el jueves, concurso de escanciadores en ese mismo escenario; el viernes, el intento de batir de nuevo el récord mundial de escanciado simultáneo en Poniente (el objetivo es superar los 9.403 culinos a la vez que se echaron el año pasado); el sábado, Cancios de Chigre en la plaza Mayor, y el domingo, degustación gratuita en la plaza del Marqués.

El Mercadín de la Sidra quedará instalado mañana en el Muelle, en Gijón.
El Mercadín de la Sidra quedará instalado mañana en el Muelle, en Gijón. / Paloma Ucha

El sábado también correrá la sidra -faltaba más- en dos de las fiestas con más arraigo del verano asturiano. La primera, más tradicional y en la montaña. La segunda, más desmadrada y por el río. La primera, el Asturcón del Sueve, que va por su edición número 38. La segunda, el Descenso Folclórico del Nalón, que cumple 51 añinos. Y deberá decidirse por una, porque merece la pena disfrutarlas de principio a fin.

En la majada de Espineres, en la sierra de El Sueve, 'Indomable' y 'Escurridizu', dos de los asturcones más bravos de la Asociación Conservadora de Asturcones del Sueve (ACAS), volverán a ser protagonistas. El objetivo de los más valientes, domarlos. El de los caballos, que nadie ose montarlos. El espectáculo está asegurado. Además, durante la jornada, en la que el pregón correrá a cargo del periodista Roberto Gómez, se nombrará Pastor Mayor del Sueve a José Luis Martino, de La Infiesta. Y el título de Mujer Rural del Sueve recaerá este año en María Luisa Cueto Fabián, de La Goleta. Una gorra o sombrero para el sol, una buena batería de empanadas, tortillas y viandas variadas y una chaquetina por si hay niebla, equipaje imprescindible para sumarse a la fiesta, en la que también se marcarán tres potros, entre otras actividades.

Participantes en el Descenso.
Participantes en el Descenso. / Juan Carlos Román

Y si es usted más de río que de montaña, pero tampoco quiere renunciar a la sidra, acérquese mañana a Pola de Laviana. A eso de las 15.30 horas, en perfecto desorden, saldrán los artefactos flotantes y las peñas en desfile hacia el puente de l'Arcu, desde donde, hacia las 18.30 horas, partirán río abajo, con meta en el prau de La Chalana, donde se reunirán todas las embarcaciones y merendarán los romeros. A las 23.30 horas, más o menos, será la entrega de premios en el prau Nardón. Allí, desde ayer y hasta el domingo, hay folixa diaria. Y si quiere pasar todo el fin de semana, no se lo piense. Hay zona de acampada detrás del polideportivo. El sábado, las duchas de las instalaciones deportivas estarán abiertas hasta las diez de la noche. Y después, hasta que el cuerpo aguante.

Lo dicho, sidra en Gijón, al lado del mar. Sidra en el Sueve para acompañar a los asturcones y sidra de puente a puente siguiendo la corriente del río Nalón. La elección del lugar es suya. La sidra estará fresquina, esperándole.

Más planes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos