Llamazares, dispuesto a no ir en las listas de IU de Asturias

Gaspar Llamazares./
Gaspar Llamazares.

Envía una carta a la dirección en la que le manifiesta su disposición a «dar un paso atrás si así evito poner a mi organización a los pies de los caballos de Alberto Garzón»

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

La situación interna de Izquierda Unida de Asturias se complica a medida que pasan los días. El expediente de expulsión que ha abierto la dirección nacional contra el portavoz en la Junta General, Gaspar Llamazares, y la amenaza con intervenir la organización en Asturias, y desatado un fuego que está a punto de consumir una organización tan convulsa internamente como es IU. El ex diputado regional al que el coordinador federal, Alberto Garzón, ha puesto desde hace tiempo en el centro de la diana no quiere contribuir a avivar más aún el fuego y ha enviado una carta al líder de IU de Asturias, Ramón Argüelles, en la que le comunica su disposición a no formar parte de ninguna candidatura electoral «si con ello contribuyo a evitar poner a mi organización a los pies de los caballos de la dirección de Alberto Garzón».

En la carta, remitida esta misma tarde al coordinador regional de Izquierda Unida, Llamazares recuerda que «ya en su momento» ofreció las «oportunas explicaciones por escrito» reafirmando «mi compromiso» con IU de Asturias y mostrando si disponibilidad para formar parte de la candidatura de la coalición al Principado. Llamazares descarta entonar el «mea culpa por mis legítimas posiciones, algunas críticas por el modelo de confluencia con Podemos, ni por mi trabajo por la reconstrucción de una izquierda seria y consecuente con su historia».

Sin embargo, prosigue el ex coordinador general en su carta remitida a Ramón Argüelles, «la campaña de descrédito de la actual dirección de IU, destinada a mi inhabilitación continua, ha adquirido tintes aún más oscuros, con un expediente inquisitorial y un chantaje inaceptable a IU de Asturias con amenazas muy graves sobre su propia autonomía». Es por ello, por lo que Llamazares traslada al coordinador de la coalición en Asturias su voluntad de «dar un paso atrás, si con ello contribuyo a evitar poner a mi organización, IU de Asturias, a los pies de los caballos de una más que probable intervención por parte de la dirección de Alberto Garzón».

«Los militantes y la dirección de IU de Asturias deben ser conscientes de la situación límite a la que se les somete y decidir en consecuencia», añade en su carta Gaspar Llamazares, quien insiste en que «no quiero que mi candidatura se convierta en una interferencia».