La izquierda aplaude unas cuentas que la derecha califica de «maquilladas»

Marcelino Marcos, portavoz socialista en la Junta General. /ÁLEX PIÑA
Marcelino Marcos, portavoz socialista en la Junta General. / ÁLEX PIÑA

PSOE, Podemos e IU destacan su carácter «social», mientras que PP, Foro y Ciudadanos critican que Asturias «es la gran olvidada»

P. LAMADRID GIJÓN.

Mientras que los partidos de izquierda aplaudieron el incremento de la inversión y el carácter «social» del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado este lunes, las formaciones que se sitúan a la derecha consideraron que la comunidad sale mal parada en el reparto del montante previsto por el Gobierno central para este año. Así, el portavoz socialista en la Junta General, Marcelino Marcos, destacó que no preveían menos. «Esperábamos unos presupuestos sensibles con las necesidades de Asturias y aparentemente así son», apuntó.

Por su parte, la Comisión Ejecutiva Autonómica de la FSA valoró que los presupuestos «atienden a las grandes demandas de nuestra comunidad», ya que mejoran la inversión respecto al año pasado, recogen el sentir de las necesidades de nuestra comunidad y cumplen con los compromisos alcanzados en la visita del ministro Ábalos».

Segundo González, diputado nacional de Podemos, celebró que los presupuestos «son mejores para Asturias que los del PP, pero aun así son insuficientes». En el «margen de mejora» apuntado por el parlamentario está «la ausencia de medidas adicionales respecto al peaje del Huerna», por lo que Podemos intentará incluir su revisión para que, en 2021, se elimine. Asimismo, consideró escasas las partidas dirigidas a la reactivación de las comarcas mineras.

También presentará enmiendas parciales IU. No obstante, el portavoz de la coalición en la Junta, Gaspar Llamazares, destacó que el proyecto «significa un punto de inflexión con respecto a presupuestos de ajuste vividos en el pasado». Sobre todo, por «el carácter social que pone la prioridad en los ciudadanos y los territorios». Respecto a la ejecución, Llamazares señaló que debería elevarse desde el 30-40% actual hasta el 80-90%. «Los presupuestos deben salir adelante por el bien de los ciudadanos, de los trabajadores en particular y de Asturias», indicó.

Una visión muy distinta es la que puso de manifiesto Susana López Ares. «Lo que va a hacer Pedro Sánchez es devolvernos a la recesión y la destrucción de empleos», apuntó la diputada nacional del PP. Prueba de ello, apuntó, es que el proyecto «reconoce ya que en 2019 se van a crear 160.000 empleos menos que en 2018». También criticó que los presupuestos del PSOE evidencian «su amor por los impuestos», con las nuevos tributos al diésel y las empresas tecnológicas, que repercutirán negativamente en Asturias.

«Generan unos ingresos nuevos para intentar compensar a los catalanes y valencianos y lo acabamos pagando todos los españoles», lamentó López Ares, que también acusó a Sánchez y los suyos de «maquillar» las cuentas. «No han gastado lo de 2018 y ahora lo pasan a 2019 y dicen que van a gastar más», con lo que se logra un aumento de la inversión «falso» a juicio de la popular. También empleó el término «maquilladas» en referencia a las cuentas Isidro Martínez Oblanca, ya que no recogen las cantidades «extraordinarias» para infraestructuras con las que Pedro Sánchez está «regando» a Cataluña y a la Comunidad Valenciana. «Asturias es la gran olvidada de los presupuestos», subrayó el diputado de Foro, quien también aludió «a la trampa colosal que es dejar sin gastar las inversiones en 2018 y sumarlas a los presupuestos de este año como si fuesen nueva inversión».

Para Ignacio Prendes, diputa de Ciudadanos, estos presupuestos «están basados en un agujero de 10.000 millones que Sánchez tiene que explicar de dónde va a sacar». Y advirtió de que no se van a creer «esa burbuja de recaudación que incluyen porque es absolutamente increíble».

 

Fotos

Vídeos