Sánchez garantiza la inversión en Cercanías y Pajares y situar a Hunosa «en la vanguardia»

El alcalde de Oviedo, Wenceslao López; el secretario general de la FSA, Adrián Barbón, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Oviedo. / FOTOS: ÁLEX PIÑA
El alcalde de Oviedo, Wenceslao López; el secretario general de la FSA, Adrián Barbón, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Oviedo. / FOTOS: ÁLEX PIÑA

El presidente del Gobierno anuncia en Oviedo que pondrá en marcha un plan de choque contra el desempleo juvenil

PALOMA LAMADRID OVIEDO.

La justicia social como objetivo y 2030 como horizonte temporal para realizar la gran transformación que proyecta. Este fue el mensaje transmitido ayer en Oviedo por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que participó en la Fiesta de la Rosa, acto organizado por la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo (AMSO). En la cita, celebrada en el paseo del Bombé del Campo de San Francisco, hizo un balance de sus cien primeros días al frente del Gobierno de España y, además, apuntó los ejes de su política en los próximos años.

Sánchez no obvió los guiños a Asturias, si bien es cierto que pasó de puntillas por cuestiones cruciales para la región. Sobre el cambio de modelo energético, aseguró que el Ejecutivo central va a implementar una metamorfosis «justa, dialogada con los actores y los agentes económicos de Asturias», que situará a la empresa pública Hunosa «en la vanguardia de esa transición energética que necesita Asturias y España». Este fue el único comentario que el presidente hizo al respecto de un tema que suscita tanta polémica por las nefastas consecuencias que puede acarrear para la comunidad si se realiza de forma acelerada.

En cambio, sí garantizó firmemente que el plan de mejora de la red ferroviaria de Cercanías y la variante de Pajares «tienen que cumplir los plazos de inversión». Tras pronunciar estas palabras, se dirigió al secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA) y candidato a la Presidencia del Principado: «Ese es el compromiso, Adrián (Barbón), que tiene el Gobierno de España con los asturianos».

Porque acometer estas infraestructuras es un asunto que tiene pendiente el Ejecutivo nacional con la región. «Cuando hablamos de justicia social estamos hablando también de justicia territorial. Y quiero deciros que este Gobierno se compromete hasta las trancas con Asturias, con una región que necesita del apoyo y del aporte del Gobierno de España», remarcó.

«Crecimiento robusto»

Sánchez también aprovechó la Fiesta de la Rosa para anunciar que pondrá en marcha un «plan de choque contra el desempleo juvenil y por el empleo de los más jóvenes que necesitan de esa ayuda y de ese compromiso por parte del Gobierno de España». Porque impulsar el mercado laboral -junto con la educación, la sanidad, las pensiones y el medio ambiente- es una de las acciones previstas para lograr esa transformación de gran calado a la que aludió en varias ocasiones. De hecho, avanzó que «el crecimiento económico va a ser robusto en los próximos meses y se va a crear empleo con intensidad».

Otra de sus propuestas en materia de trabajo es acabar con la brecha salarial entre mujeres y hombres y modificar las políticas activas de empleo para que estén más orientadas a adquirir conocimientos relacionados con la digitalización, de modo que los conocimientos y las habilidades de los trabajadores no se queden obsoletas. En cuanto a la educación, aseguró que revertirá los recortes efectuados por el Gobierno de Mariano Rajoy y potenciará el aprendizaje del inglés y el lenguaje de programación. Sánchez también hizo referencia a la sanidad, cuyo carácter universal ha recuperado su Gobierno y que reforzará para que sea «digna y equitativa»; al mismo tiempo que revalidó su compromiso con el medio ambiente para dejar como herencia un planeta habitable a las generaciones venideras.

El quinto eje de la política del presidente para lograr implantar la justicia social en España con el horizonte temporal fijado en 2030 tiene que ver con las pensiones. «No solo vamos a garantizar que se revaloricen en función del IPC, sino que debemos resolver el agujero de la derecha en las cuentas de la Seguridad Social». En este sentido, adelantó que los próximos Presupuestos Generales del Estado garantizarán el poder adquisitivo de los pensionistas. «Es posible tener superávit y pensiones dignas», afirmó.

Más información

Movilización

Sánchez hizo hincapié en que, a lo largo de estos cien primeros días en el Gobierno y durante el resto de la legislatura, los socialistas sentarán «las bases para la gran transformación que vendrá». Para lograr llevar a cabo ese cambio radical en España, el jefe del Ejecutivo instó a la ciudadanía a respaldar sus políticas. «Me gustaría que hiciéramos un ejercicio de movilización en los próximos meses», indicó a las más de 1.300 personas que asistieron al acto organizado en Oviedo, según cálculos de la organización. Para Sánchez, las elecciones municipales y autonómicas de 2019 son de vital importancia, por lo que puso sus esperanzas en conseguir el mayor número de alcaldías y presidencias autonómicas.

«Os pido ser la primera fuerza política en votos en Asturias para ser la voz que se escucha alta y clara de la izquierda en Europa», manifestó a los simpatizantes que aplaudían las medidas que iba desgranando. No se olvidó de destacar el trabajo de Barbón, «que será un extraordinario presidente de Asturias». Y también confió en que el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, vuelva a obtener el apoyo de los electores en los próximos comicios. El primer edil ovetense aprovechó la Fiesta de la Rosa para anunciar que repetirá como candidato.

En clave europea, recordó que España es el único gran país de la UE que cuenta con un Gobierno de izquierda, lo que implica satisfacción y responsabilidad a partes iguales. Y se mostró «orgulloso del apoyo mayoritario de la sociedad española a la política migratoria con derechos humanos». En el balance de sus cien primeros días como presidente, resaltó el impulso dado al Pacto de Estado contra la Violencia de Género y la valentía para afrontar la «urgencia democrática» de exhumar los restos de Franco para sacarlos del Valle de los Caídos. Además, valoró los cambios en la dirección de Radiotelevisión Española y el debate abierto «por primera vez» sobre los problemas demográficos.

Mayoría insuficiente

Como pilares de su estrategia política enumeró «la coherencia, el diálogo, la ambición y el realismo». En este sentido, señaló que no dispone de mayoría suficiente para acometer reformas de gran envergadura, como derogar la reforma laboral o cambiar el modelo de financiación autonómica, entre otras, pero consideró que cuenta con el respaldo necesario para recuperar derechos y mejorar las condiciones actuales en los dos ámbitos citados. «No se me ocurre reto más apasionante que el que estamos viviendo desde hace cien días, así que continuemos», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos