Las entradas para Scorsese vuelan en 40 minutos

Las entradas para Scorsese vuelan en 40 minutos
DAMIÁN ARIENZA

También están agotadas ya las 1000 butacas para el ensayo del concierto de los Premios, que se repartieron en el Auditorio en menos de cuatro horas

miguel rojo
MIGUEL ROJOGijón

Está caro poder disfrutar de Scorsese en alguna de sus actividades públicas en Asturias. No por precio, sino porque las plazas son pocas para todos los que les gustaría verle en directo. Buena muestra de ello, las largas colas que se formaban a lo largo de esta mañana ante las taquillas del Teatro Jovellanos, donde a partir del mediodía se ponían a disposición del público las 900 butacas que quedaban libres para poder asistir al encuentro con el cineasta el próximo miércoles, a eso de las 19.30 horas. Asistirán también varias decenas de personas que, a través de la web de la Fundación Princesa, han enviado sus preguntas al director de cine. El encargado de trasladárselas y charlar con él en Gijón será el cineasta ovetense Sergio G. Sánchez, autor de la exitosa 'El secreto de Marrowbone'.

Poco antes de abrirse la taquilla -la hora marcada era el mediodía- la hilera de gente ante las taquillas de teatro giraba en la esquina del Dindurra hacia los Campinos, serpenteaba cuesta abajo hasta la calle de San Bernardo y se adentraba en esta hasta llegar a la confluencia con la calle Dindurra, cerca ya de la avenida de la Costa. Las primeras de la cola, dos chicas sentadas en sillas de playa, habían llegado a las seis de la mañana. «Es una oportunidad única para ver lo que tenga que decir Martin Scorsese, que seguro que será muy interesante», apuntaban Nadia Carasáiz y Bárbara Redondo. «Queríamos asegurarnos un buen sitio y lo conseguiemos», celebraban.

Poco después, posaban felices con las entradas en la mano para el fotógrafo de EL COMERCIO junto a Álvaro Peleteiro y Pablo Joaquín Pérez, que llegaron diez minutos después que ellas. Bien merecieron la pena las seis horas de espera, porque los suyos son, aseguran, «los mejores sitios del teatro».

En menos de 40 minutos, volaron todas. A eso de la una de la tarde, tan solo quedaban ante el teatro preguntando por un asiento unas 30 personas que se habían acercado a probar suerte. La mayoría de los que habían madrugado un poco consigueron su premio.

Poco antes, en Oviedo, cuando las campanadas de la Catedral daban las diez de la mañana, también había larguísimas colas ante el Auditorio Príncipe Felipe, donde se podían recoger mil entradas -como en el caso anterior, dos por persona- para asistir al ensayo general del Concierto de los Premios Princesa. A las ocho de la mañana ya había varias personas esperando en las escaleras que dan acceso a la taquilla. Según se acercaba la hora de la apertura, la cola se fue extendiendo y las entradas repartiéndose poco a poco, sin aglomeraciones. A eso de las 13.30, también estaban agotadas, por lo que las taquillas ya no abrirán esta tarde ni mañana.

Algunas personas seguían llegando para tratar de conseguir una, pero como en el caso de Gijón, el papel voló y habrá que buscar una mejor oportunidad para disfrutar de alguna de las actividades de los Premios Princesa.

El Coro de la Fundación Princesa de Asturias, con la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, interpretará el 'Stabat Mater' de Rossini, con Rossen Milanov en el foso y la participación como solistas de la soprano asturiana Beatriz Díaz, la 'mezzo' María José Montiel, el tenor Xabier Anduaga y el barítono José Antonio López.

Así pues, alrededor de 9.000 personas han adquirido ya algún tipo de pase o han realizado su reserva para asistir a alguna de las actividades alrededor del cineasta neoyorquino, que llegará este lunes a Asturias para tomar parte en ellas. El centro neurálgico de todo su universo creativo está instalado estos días en una concurrida Fábrica de Armas de La Vega, donde además de proyecciones de sus películas hay sets de rodaje, debates, conciertos y hasta un 'photocall' donde llevarse una fotografía inmerso en alguna de las escenas de 'Gangs of New York'.

Esta misma tarde, a partir de las 16.30 horas, un enorme taxi amarillo recorrerá las calles de Gijón, con parada en los lugares más emblemáticos de la ciudad. El Molinón, la playa, les letrones... Su última escala la hará en el patio de la Universidad Laboral, donde a las 20 horas se proyectará, con música en directo de la OSPA, la película 'Taxi driver'. Todo un espectáculo que arrastra multitudes. La Semana de los Premios no ha hecho más que empezar.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos