«La princesa Leonor tiene que empezar a involucrarse»

Salomé García, Kubrat de Bulgaria, Carla Royo-Villanova, José Manuel González y Marife Gómez, al inicio del acto, en Cangas de Onís. :: XUAN CUETO/
Salomé García, Kubrat de Bulgaria, Carla Royo-Villanova, José Manuel González y Marife Gómez, al inicio del acto, en Cangas de Onís. :: XUAN CUETO

Carla Royo-Villanova, esposa del príncipe Kubrat de Bulgaria, alaba en Cangas de Onís la presencia de la heredera al trono de España en sus premios y recuerda que «su responsabilidad es mucha»

G. P. / X. C.

La Princesa Leonor es «una niña monísima, inteligente y que tiene que empezar a involucrarse con su responsabilidad, que es mucha». Con esas palabras se refería ayer Carla Royo-Villanova, esposa del príncipe Kubrat de Bulgaria, a la presencia de la heredera al trono español en los premios a los que da nombre. La nuera del que fuese rey de Bulgaria, Simeón II, exiliado en España a mediados del pasado siglo, comparó el papel que este año Leonor adquirirá con el ya jugado por su padre, que pronunció su primer discurso en la gala de 1981, con trece años. «Me parece fenomenal, su padre también vino de pequeño y creo que no hay nada más importante que tomar contacto desde pequeño con tus obligaciones y tus responsabilidades. Siempre son más las obligaciones que los derechos y esto no lo debe olvidar nadie, ni la Princesa de Asturias ni nosotros», lanzó Royo-Villanova, de visita en Asturias con motivo de la feria de los quesos de los Picos de Europa, celebrada este fin de semana en Cangas de Onís y de la que ayer fue pregonera.

Una habitual de la localidad cántabra de Santoña, la empresaria y bloguera recordó en su discurso que son muchos los amigos que tiene en Asturias por «cercanía con la tierruca». A la región la unen también vínculos familiares, pues su sobrino Patricio Alvargonzález Royo-Villanova es hijo de gijonés. «Es la tercera vez que vengo a Cangas de Onís y también estuve otras tres en Gijón», destacó Royo-Villanova, que enumeró asimismo sus visitas a Lastres, los Picos de Europa o Covadonga. Del Real Sitio dijo guardar un recuerdo especial por una visita realizada años atrás con sus hijos. «Amo el norte, sus montes y sus playas», resumió.

También para el motivo de su presencia en tierras canguesas, los quesos elaborados en el Parque Nacional de los Picos de Europa, tuvo palabras de halago. «Cangas es la capital europea del queso, no es una exageración», afirmó tras dar muestra de su conocimiento de las clases elaboradas en el espacio protegido, desde el Cabrales al Gamonéu. «Mi marido puede dar fe de nuestra pasión de los quesos, una cultura tan antigua como deliciosa», apuntó ante el público del salón de actos de Ayuntamiento cangués, en el que se encontraba el propio Kubrat de Bulgaria. Como autora de blogs de viajes, gastronomía y cultura, vive «volcada en el turismo y la gastronomía de nuestro país», en el que atribuyó papel protagonista a la cocina y los productos agroalimentarios. «Compartir la gastronomía es la mejor manera de disfrutarla», afirmó. De compartir y probar toda clase de quesos tendrán oportunidad precisamente quienes este fin de semana se acerquen a Cangas de Onís.

Más información