«Vonn representa la competición en su máximo esplendor»

La esquiadora, en pleno descenso en el Mundial 2012. /  REUTERS
La esquiadora, en pleno descenso en el Mundial 2012. / REUTERS

Los directores de las estaciones de esquí asturianas confían en un «efecto llamada» derivado «del carisma» de la estadounidense

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

La Asturias blanca sonríe con el arraigo que ha encontrado en la nieve el Premio Princesa de Asturias. Tras la distinción a los alpinistas Reinhold Messner y Kryzstof Wielicki el pasado año, la esquiadora Lindsey Vonn fue la elegida por el jurado para recibir un galardón que reivindica de nuevo una laureada trayectoria en los deportes de invierno.

Con su teléfono inundado de mensajes de esquiadores desde el momento del fallo del jurado, Javier Martínez, director de Valgrande-Pajares, comenzó a estudiar la fórmula para que la campeona estadounidense subiese a sus instalaciones «para que se diese cuenta de que somos una de las estaciones pioneras de España y en Asturias hay muchos seguidores del esquí». «Representa la competición en su máximo esplendor. Lo ha ganado todo, superó varias lesiones y siguió motivada para continuar ganando», señala Martínez, «con los brazos abiertos para brindarle el recibimiento que se merece» en sus pistas a la norteamericana.

«En la sala de reuniones tenemos una foto enmarcada de Chus Valgrande con Paco Fernández Ochoa y ojalá podamos enseñarle las instalaciones para mostrarle que nosotros también luchamos para que nos salga de vez en cuando un campeón olímpico», asegura esperanzado en el «efecto llamada» que provoca en todos los deportes la presencia de uno de sus iconos. «Es un deporte que sigue teniendo aceptación en la región y temporada tras temporada, cuando las condiciones de la nieve son buenas, sigue habiendo muchos practicantes de esquí en el Principado», refrenda Jorge Fernández, director de la estación de Fuentes de Invierno, que no obvia la «repercusión positiva» de ligar al esquí a «un premio de esta índole».

De esa forma, se muestra convencido de que contar con «una persona del carisma de Vonn» contribuirá a poder dar un impulso a las pistas asturianas. «Siempre es un valor añadido. Con Alonso creció el número de seguidores en el automovilismo y con el caso de los Gasol en baloncesto también», apostilla Javier Martínez.