María Luisa Carcedo confirma que la alerta por el brote de listeriosis afecta a toda España

María Luisa Carcedo confirma que la alerta por el brote de listeriosis afecta a toda España

La carne afectada por listeria también llegó a Extremadura y, en «cantidades mínimas», a Castilla-La Mancha y Canarias

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

El Gobierno decretó el pasado 16 de agosto la alerta sanitaria nacional tras el brote de listeriosis originado por una partida de carne mechada. Según ha anunciado este martes la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, hasta el momento ochenta personas, entre ellas quince embarazadas, están afectadas en Andalucía por esta bacteria y ya se ha detectado un caso en Extremadura, además de otro sospechoso en Madrid. También han llegado «cantidades mínimas» a Castilla-La Mancha y Canarias, donde por el momento no hay afectados.

En declaraciones a la Ser, Carcedo ha afirmado que todos los lotes de la empresa 'La Mechá' (origen del brote) producidos desde mayo (el producto tiene una caducidad de tres meses) han sido retirados. «Existen controles ordinarios y periódicos. El problema surge cuando quien tiene la responsabilidad, en este caso, la industria, se salta alguno de los controles», ha agregado la ministra, que ya ha pedido información a Andalucía sobre los procesos de elaboración de esta carne.

La listeriosis es una enfermedad causada por la bacteria listeria y que afecta a las personas que consumen alimentos contaminados por ella. La bacteria entra en contacto sobre el terreno con animales y vegetales que la transmiten a las personas a través del consumo de leche o carne. Según informa el Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades, la enfermedad afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado.

Los síntomas son fiebre, fatiga y dolores musculares en las embarazadas, aunque en los casos más graves puede causar aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro o infecciones potencialmente mortales en el recién nacido. El resto de los afectados puede sufrir dolor de cabeza, rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio y convulsiones, además de fiebre y dolores musculares. En las personas sanas suele pasar inadvertida o provocar sólo una ligera diarrea.

Para eliminar la listeriosis, los alimentos deben ser cocinados por encima de los 70 grados y luego, ser conservados a menos de cuatro grados. La enfermedad no se transmite de persona a persona, sólo consumiendo alimentos contaminados, y se detecta a través de un análisis de sangre. El tratamiento se realiza a través de antibióticos por vía oral y se prolonga entre cinco y siete días en los casos leves y dos semanas en los más graves.