La comunidad educativa rechaza a instalar cámaras en las aulas para luchar contra los abusos sexuales

La comunidad educativa rechaza a instalar cámaras en las aulas para luchar contra los abusos sexuales
EFE

El Ministerio Público, que hizo alusión a su implantación en la presentación de su Memoria, matiza que en ningún caso se trata de una propuesta ni de una recomendación

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

El Ministerio de Educación y la comunidad educativa en general han rechazado este martes la idea de la Fiscalía General del Estado de instalar cámaras en los colegios para luchar contra los abusos sexuales a menores. La ministra Isabel Celáa ha calificado la medida como «terrible» y aseguró que sería «como poner un Gran Hermano permanente» en las aulas, aunque agregó que todas las ideas son susceptibles de ser debatidas.

En la misma línea se ha pronunciado su número dos, el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, que ha afirmado que «meter cámaras en los colegios de manera indiscriminada no es la solución» y apostó por la «convivencia». Tiana ha comparado las cámaras de seguridad con los detectores de metales instalados en los colegios e institutos de Estados Unidos para evitar que los estudiantes porten armas.

«No es un enfoque educativamente adecuado para dar solución a un problema que preocupa a todos», ha apuntado Tiana, que sin embargo, ha dejado un resquicio para «reconsiderar» el planteamiento de la Fiscalía.

Matización

En su memoria anual, el Ministerio Público sugirió el lunes que para evitar situaciones de abusos a menores se «podría llevar a normalizar la adopción de medidas de grabación en vídeo de espacios cerrados», como despachos o aulas. Este martes, tras comprobar la polémica desatada, desde la Fiscalía General han indicado que no es ni una propuesta ni una recomendación, sino la sugerencia de introducir alguna medida de control «de forma general» y ajustada a la legalidad.

Consejeros regionales de Educación y sindicatos de profesores también se han posicionado en contra de la Fiscalía. UGT ha pedido que, en vez de cámaras, se dediquen «más recursos» a la educación, Comisiones Obreras ha tachado la iniciativa de «ineficaz y contraria a las libertades» y STEs-Intersindical ha calificado la iniciativa como «desproporcionada».