Mira Sorvino fue amordazada con un condón cuando tenía 16 años

Mira Sorvino. /
Mira Sorvino.

La ganadora de un Oscar ha relatado el suceso durante una entrevista para la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood

ELCOMERCIO.ES

Mira Sorvino –ganadora del Oscar a mejor actriz por 'Poderosa afrodita' en 1996– continúa hablando sobre sus experiencias como actriz en Hollywood. En esta ocasión ha sido en el podcast de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA). Durante el mismo, la actriz ha hablado nuevamente sobre el cineasta Woody Allen, el productor Harvey Weinstein y sobre el 'Movimiento Yo También'.

Durante los cincuenta minutos que dura la conversación entre Sorvino y la periodista Katherine Tulich, la oscarizada ha revelado un momento clave durante sus primeros pasos en la industria cinematográfica cuando tan sólo tenía 16 años. Se trató de uno de sus primeros castings, para un filme de terror concretamente. Sorvino cuenta que fue tratada de «manera inapropiada» por el director decasting, del que no ha desvelado su identidad.

Para asustar a una todavía adolescente y entregada Sorvino, aquel director de casting le ató a una silla, magulló su brazo y le amordazó. Según relata ella, fue al final de la audición cuando el susodicho le pidió perdón por haber empleado un condón para taparle la boca. Se ha preguntado «¿Qué hacía un director de casting con un condón en el bolsillo en una audición?». «Esa fue una de las presentaciones de cómo funciona el mundo de la interpretación. Cuando eres joven, no preguntas», se ha resignado.

Ha comentado cómo durante el rodaje de algunas escenas en las que ella se desnudaba, había más gente de lo habitual en el set. Asimismo, ha recordado que algunos directores de cine tenían la costumbre de ofrecer papeles importantes a cambio de relaciones sexuales. Otro de los temas abordados ha sido cómo a algunas personas de la industria del cine les aconsejaban «tener sexo con todo tipo de personas» para así «avanzar en su carrera profesional». Algo a lo que Sorvino, según ella misma reconoce, nunca ha sucumbido puesto que se «traicionaría» a sí misma. La intérprete reconoce que perdió «grandes papeles y películas» por su posición. De hecho, tal y como desvela, un oscarizado director de cine –responsable de películas con perfil de «justicia social»– le espetó en un proceso de casting que mientras la miraba, pensaba en las «posibilidades artísticas y sexuales».

MÁS INFORMACIÓN, EN ABC.ES

 

Fotos

Vídeos