El rescate de Tailandia llegará al cine

La imagen difundida por el Gobierno de Tailandia muestra un momento del complicado rescate./EFE
La imagen difundida por el Gobierno de Tailandia muestra un momento del complicado rescate. / EFE

Sin que los niños salvados de la cueva de Tham Luang hayan salido del hospital dos productoras ya estudian llevar su gesta a la pantalla grande

PABLO M. DÍEZEnviado especial. Tailandia

Con el planeta siguiéndolo en directo, el rescate de los niños atrapados en la cueva de Tailandia. Tanto que, antes incluso de ser salvados, ya ha surgido la idea de llevarlo al cine. Al menos dos productoras estadounidenses están trabajando en sendas adaptaciones a la pantalla grande de esta espectacular operación, que ha conseguido sacar de la ya famosa caverna de Tham Luang a los doce niños y el entrenador de fútbol que llevaban 17 días a 600 metros bajo tierra.

Noticias relacionadas

«Estamos ante una cinta que podría inspirar a millones de personas en todo el mundo contando la historia de un esfuerzo internacional para salvar a trece chicos atrapados en una cueva», anunció el miércoles en un vídeo colgado en su Twitter Michael Scott, cofundador de una productora especializada en películas cristianas, Pure Flix. Para Scott, que se ha pasado estos últimos días en Mae Sai entrevistando a los equipos de rescate, la implicación es personal. Además de vivir parte del año en Tailandia, su esposa creció con Samam Gunan, el buzo fallecido la semana pasada mientras ayudaba en los preparativos de la misión.

Pero otra productora de Hollywood,, Ivanhoe Pictures, asegura haber sido elegida por el Gobierno de Tailandia para rodar la película del rescate, según informa la BBC. Su director será Jon M. Chu, quien promete filmar una crónica realista de la odisea protagonizada por los buzos encargados del rescate, que tuvieron que llevar al grupo atrapado a través de un oscuro laberinto de cinco kilómetros de grutas angostas, algunas inundadas. Para que los niños no entraran en pánico en las cavidades más estrechas, de menos de un metro, fueron sedados y luego transportados en camilla en las grutas secas por el centenar de buzos extranjeros y tailandeses que acudieron en su auxilio.

Entre submarinistas, soldados, policías, técnicos de rescate y voluntarios, más de 2.000 personas han participado en este dispositivo que ha despertado una ola de solidaridad global con los Jabalíes Salvajes, el equipo infantil donde juegan los muchachos. Su corta edad, de entre 11 y 16 años, y la angustia de su rescate a contrarreloj han tenido con el corazón en un puño a millones de personas que respiraron aliviadas cuando los últimos niños y el monitor, de 25 años, salieron de la cueva el martes.

Destino turístico

Para que no se olvide su espíritu, el jefe del rescate y hasta ahora gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, ya ha anunciado la construcción de un museo que contará esta gesta. «La cueva será un nuevo destino turístico y habrá imágenes y recuerdos del rescate, así como parte del equipamiento utilizado», avanzó el miércoles. Mientras los niños y el monitor se recuperan en el hospital para regocijo de sus familias, el resto del mundo ya piensa en inmortalizar su hazaña y, de paso, hacer negocio. Una vez más, la realidad vuelve a superar a la ficción.

 

Fotos

Vídeos