Un inspector jefe «muy querido y respetado»

José Antonio Martínez Jiménez. /
José Antonio Martínez Jiménez.

José Antonio Jiménez deja mujer y dos hijos, una niña y un niño de muy corta edad

FRAN GAVILÁNalmería

José Antonio Martínez Jiménez, nacido en Granada hace 41 años, residía en Almería desde hacía ocho años. En la actualidad, desarrollaba su labor dentro de la Policía Nacional como inspector jefe dentro de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras la Comisaría Provincial de Almería. Se diplomó en Empresariales por la Universidad de Granada (UGR), si bien su "ilusión" era licenciarse en Medicina pero no llegó a la nota de corte que se requería para acceder.

José Antonio deja mujer y dos hijos, una niña y un niño de muy corta edad. Según indicaron fuentes de la Comisaría Provincial, su primer destino fue Tarragona y tras dos años solicitó el traslado a Almería, la ciudad que le ofrecía estar más cerca de su Granada natal. Los agentes que trataban con él habitualmente han señalado a este medio que era un jefe "muy querido y respetado". Amante de los deportes de aventura y con "mucha experiencia" en montañismo y espeleología, José Antonio pasó su primer año en Almería en la brigada de Policía Científica. Su muerte ha causado una gran conmoción entre los compañeros que deja en la Comisaría de Almería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos