Dani Martín ya luce de verdiblanco

Dani Martín, tras pasar el reconocimiento médico con el Betis. / R. B. B.
Dani Martín, tras pasar el reconocimiento médico con el Betis. / R. B. B.

El Sporting otea el mercado en busca de un portero que pueda disputarle la titularidad a Diego Mariño | «Estoy muy feliz de estar en un club tan grande», afirma el guardameta gijonés

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

Ayer se hizo oficial la contratación de Dani Martín por el Betis. La operación, avanzada por este periódico, permite al club verdiblanco hacerse con el portero sub 21, que firma por las próximas cinco temporadas. El traspaso se cerró en apenas diez días de negociaciones. La salida de Pau López del cuadro verdiblanco con destino a la Roma aceleró una operación que, a corto plazo, no alcanza los cinco millones de euros. Sin embargo, el Sporting ha incluido una serie de variables que, de acuerdo a una positiva trayectoria del guardameta, le permitirían ingresar en el futuro una cantidad muy superior a la que figuraba en su cláusula de rescisión (seis millones de euros).

A primera hora de la mañana, el portero tomó un vuelo con destino a Sevilla. En torno a las 11.30 horas aterrizó en la capital hispalense donde fue recibido por Alexis Trujillo, director deportivo del Betis. Lo primero que hizo el gijonés fue posar ante las cámaras con una bufanda de su nuevo equipo.

Del aeropuerto fue directamente a realizar las pruebas médicas pertinentes. Todo estaba en orden, por lo que tras la confirmación de los médicos, el portero se convirtió en el tercer refuerzo del Betis en el presente mercado veraniego. Una vez que el cuadro andaluz dio la bienvenida a Dani Martín, el Sporting se despidió del exrojiblanco deseándole suerte en su nueva aventura.

«Estoy muy feliz de estar en un club tan grande, muy ilusionado y con muchas ganas de empezar a trabajar». Estas fueron las primeras palabras del portero como futbolista del Betis donde teóricamente luchará por la titularidad con Joel. Dani Martín llega avalado por el asturiano Diego Tuero, preparador de porteros que vuelve a formar parte del cuerpo técnico de Rubi, que ha coincidido con él en los últimos años en Mareo.

Relevo

Su salida deja un hueco en la portería del Sporting que el club pretende cubrir con un meta con experiencia que teóricamente está llamado a ser el suplente de Diego Mariño. La intención del club es que Christian Joel sea el portero titular en el filial y no ver frenado así su crecimiento. Lo cierto que es que Diego Mariño tiene tres millones de cláusula, una cantidad que no es muy alta para el fútbol actual y que ha animado a algunos clubes de Primera a preguntar por la situación contractual del gallego al que le quedan dos años más en el club rojiblanco además de una tercera temporada condicionada a un hipotético ascenso. No sería extraño, dado el buen rendimiento del portero y la confianza que hay en el Sporting con su trabajo, que la dirección deportiva apuntale su continuidad para, así, espantar cualquier fantasma. El portero nunca ha escondido su deseo de continuar en Gijón donde se encuentra muy feliz y es uno de los capitanes.