«El Girona es un rival duro, pero nosotros somos un buen equipo»

Javi Fuego y Molinero realizan un ejercicio en el ensayo que fue seguido por mucho público. / D. MORA
Javi Fuego y Molinero realizan un ejercicio en el ensayo que fue seguido por mucho público. / D. MORA

A las puertas del debut en Liga, Molinero envía un mensaje ambicioso para los aficionados: «Vamos con la idea de ganar el partido»

ANDRÉS MENÉNDEZGIJÓN.

Con la cabeza ya en el debut en el estreno liguero del próximo domingo, Francisco Molinero centró el discurso en el partido ante el Girona. «Siempre hay ganas de que empiece la Liga. La pretemporada es una época dura, dónde hay mucho trabajo, carga y viajes. Pero en realidad te estás preparando para lo de ahora, lo realmente importante que es la competición», señaló el lateral, que encara su segundo curso como rojiblanco asentado como un jugador importante.

Tras dos días de descanso, el Sporting inicia su primera semana de entrenamientos con la vista puesta en el partido en Montilivi ante el cuadro dirigido por Juan Carlos Unzue. «Empezamos ya a la normalidad», resalta.

El calendario depara al equipo de José Alberto un inicio de Liga complicado y el primer partido ante uno de los grandes aspirantes al ascenso, el Girona, recién descendido de Primera tras un final de temporada muy inestable.

El club catalán cuenta con uno de los presupuestos más importantes de la categoría y una plantilla repleta de jugadores contrastados. «El calendario es así para todos. Si no te toca jugar al principio ante un equipo, te toca hacerlo al final», comenta el lateral, consciente de que el orden no altera el producto. «Ahora lo más importante es el Girona, que es el primer partido», zanja, centrando la atención en el encuentro del domingo.

Respetuoso con el rival, pero sin achicarse, Molinero defendió el nivel de la plantilla confeccionada por el Sporting. «El Girona es un buen equipo, pero nosotros también lo somos», remarcó el defensa, que lanzó un mensaje ambicioso de cara al debut. «Vamos con la idea de empezar sumando, y si podemos, ganar el partido. Hay que empezar fuertes desde el primer minuto y desde la jornada inicial», resalta.

Igual de ilusionado por el proyecto que el resto de la plantilla, Molinero enfatizó la importancia del grupo por encima de individualidades: «Es un año largo y lo importante es que todos seamos una familia. El buen ambiente es la base de todo»

El mismo mensaje de unidad remarcó a la hora de hablar de la confección del diseño de la plantilla, un híbrido de jugadores jóvenes y otros más experimentados. «Aquí lo único importante es el Sporting. Unos cumplimos años y otros son más jóvenes, pero eso es normal». Con el pensamiento colectivo en la cabeza, cuestionado por la incorporación de Unai Medina, firmado para competir en el lateral diestro, el defensa elogió la incorporación del vasco al que considera «un chico espectacular» que además «sabe cómo va esto y seguro que nos va a dar mucho porque conoce bien la categoría».