El retraso en un vuelo de Barcelona trastoca el regreso a los entrenamientos

Aitor García hizo carrera continua con Roberto Montes. / D. MORA
Aitor García hizo carrera continua con Roberto Montes. / D. MORA

Babin, Valiente, Santana y Álvaro Vázquez no llegan a tiempo a Asturias, mientras que Aitor sigue al margen y su participación se complica

A. MENÉNDEZGIJÓN.

Un retraso aéreo en un vuelo Barcelona-Asturias salpicó el regreso a los entrenamientos del equipo en Mareo, en la primera semana de competición. Al término del encuentro en Aviles, José Alberto dio a la plantilla dos días de descanso antes de comenzar los entrenamientos. Pero en la sesión, fijada para las 18 horas, no pudieron participar cuatro de los integrantes de la plantilla: los centrales Marc Valiente y Babin, el centrocampista Hernán Santana y el delantero Álvaro Vázquez. Los cuatro habían acordado coger juntos un vuelo desde el aeropuerto de El Prat, que aterrizaría en Asturias a primera hora de la tarde. El vuelo se retrasó varias horas impidiendo que los jugadores llegarán a Mareo a la hora prevista.

Tampoco pudo formar parte del entrenamiento Aitor Garcia, que sigue con molestias en el tobillo tras lesionarse en el último ensayo. El futbolista andaluz tiene muy complicado estar a disposición de cara al debut en Girona, aunque está pendiente de evolución y se somete a tratamiento. Las noticia favorable estuvo en el regreso de Carlos Cordero, que ha superado sus molestias. Traver también participó con el grupo, mientras que Pelayo Morilla, aquejado de problemas en el pubis, se reincorporó de forma parcial.