El Comercio

Roban en la vivienda desalojada del paseo marítimo de Candás

La casa, en primer término, fue desalojada hace cuatro años.
La casa, en primer término, fue desalojada hace cuatro años. / P. G.-P.
  • La dueña responsabiliza al Ayuntamiento de la vigilancia de la casa, precintada desde 2013 tras un argayo

La vivienda desalojada de la calle Astillero en el paseo marítimo entre Candás y Perlora fue objeto de un robo. Su propietaria, Alicia Prendes, denunció los hechos ayer en el Cuartel de la Guardia Civil, en el que declaró que los ladrones penetraron en el edificio por una de las ventanas haciéndose con varios objetos de su propiedad. En su declaración manifestó que se siente impedida para cuidar de su casa ya que se encuentra precintada desde 2013 con todas sus pertenencias en el interior. Ante estas circunstancias considera que «debe ser el Ayuntamiento, que dispone de un servicio de 24 horas de Policía Local, quien se responsabilice de su vigilancia», indicó.

«Todo estaba muy revuelto y en el escaso tiempo que pude inspeccionar la vivienda acompañada de agentes de la Benemérita solo me fue posible apreciar la falta de una bandeja de plata que no contenía ninguna inscripción, un telescopio y varias figuras, aunque desconozco si pudieron robar algo más por el poco tiempo que pude permanecer en la casa». El valor de todos los objetos sustraídos no pudo cuantificarlo, según señaló Prendes.

Sin solución

Este suceso agrava la situación de la familia de Alicia Prendes, que reside en otra vivienda de alquiler hasta que no se ponga solución a la situación de desalojo que se prolonga ya desde hace más de tres años. La causa fue un desprendimiento de la ladera del monte Fuxa que afectó a la parte trasera de la casa; el desalojo se ordenó por orden judicial alegando motivos de seguridad.

En la actualidad, tras un largo proceso en los juzgados, las alternativas pasan por que la Alcaldía requiera a la propiedad del monte Fuxa para que retire el argayo. Otra posibilidad es que el Consistorio se inhiba apelando al carácter privativo de la vivienda. Entonces serían los afectados quienes procederían con la reclamación.