El Comercio

«No la hemos intervenido, hemos ido al rescate de la junta local», afirma Venta

Luis Venta, segundo por la derecha, estuvo acompañado por Emma Ramos, José Ramón Fernández y Carlos Rodríguez de la Torre.
Luis Venta, segundo por la derecha, estuvo acompañado por Emma Ramos, José Ramón Fernández y Carlos Rodríguez de la Torre. / ÁLEX PIÑA
  • «No puede reclamar responsabilidades quien no cumple las normativas internas de transparencia y control del gasto», asegura el vicesecretario de organización del PP

El vicesecretario de Organización en la dirección regional del Partido Popular, Luis Venta, defendió ayer el cierre del fondo a plazo fijo de 15.000 euros de la junta local de Avilés, realizado el pasado mes de junio sin avisar con anterioridad al partido en la ciudad, como una forma de cumplir la normativa interna de control económico. Venta no explicó la razón por la que esa cantidad se sacó después de la cuenta del PP avilesino dejándolo prácticamente sin dinero, pero sí aseguró que la dirección económica regional transfiere desde agosto la cantidad necesaria para que el PP de Avilés mantenga su actividad en la ciudad, entre 700 y 800 euros mensuales.

Como fuentes del partido venían ya señalando en los últimos días, Venta indicó que cada junta local sólo puede disponer de una cuenta bancaria, compartiendo todas el mismo NIF. Además, los criterios internos del PP establecen que nunca pueden estar en números rojos ni presentar deudas con los proveedores.

Para explicar lo sucedido en la cuenta del PP de Avilés indicó que el año pasado se nombró al nuevo gerente del partido. Según dijo, se trata de un profesional de acreditada solvencia, contratado directamente por la gerencia nacional ante la que rinde cuentas. Mantuvo, además, que es la única persona con poderes notariales para abrir y cerrar cuentas del PP en la región.

Siguiendo su relato, afirmó que en mayo de este año el gerente dispone de toda la capacidad legal para actuar. «Para su sorpresa, descubre la existencia de tres depósitos vinculados a una cuenta del PP de Avilés que no figuraba en la contabilidad oficial del PP», argumentó Venta. «Es una irregularidad que no se ha producido en ninguna otra junta», añadió. Como publicó este periódico, la presidenta local presentó esta semana ante su junta la documentación sobre todo lo sucedido en la financiación del PP avilesino y entre los documentos se recogía el extracto bancario en el que figuraban los intereses de esta cuenta y también el cierre de la misma. Se trata de una información que se encuentra entre la que trimestralmente entrega el PP de Avilés a la gerencia para justificar sus gastos e ingresos.

Luis Venta también reprochó a la presidenta del PP avilesino, Carmen Rodríguez Maniega, la negativa a firmar «el convenio con el grupo municipal que permitiría el funcionamiento de la junta local, aunque ésta debería documentar todos sus gastos», algo que ha contribuido a la difícil situación de una economía que, en 2015, sólo ingreso 1.500 euros de cuotas de afiliados. «No la hemos intervenido, hemos ido al rescate de la junta local», aseguró.

Respetó el derecho de Maniega a presentar una petición de amparo a la dirección nacional, si bien opinó que «no puede reclamar responsabilidad quien no cumple las normativas internas de transparencia y control del gasto». Además, desveló que el pasado viernes, la gerencia regional recibió un correo electrónico de la dirección nacional avalando su gestión y expresando su preocupación por «la deriva» de la situación en la junta local del PP avilesino.

Para Venta, el origen de la actual situación del PP avilesino se remonta a noviembre de 2015, cuando Joaquín Aréstegui dimite como presidente, «por indicaciones de la dirección regional» después de su imputación en el caso Pokemon, y se convoca una junta local extraordinaria «contra el criterio de la dirección regional, porque este sistema no favorecía la participación de los afiliados ni la existencia de otras alternativas», señaló. El resultado es que Carmen Rodríguez Maniega sale elegida, aunque, pocos días después, se cae de la candidatura al Congreso y, según mantiene Venta, «deja de atender sus responsabilidades como vicesecretaria regional de Política Municipal». De esta forma intentó justificar la reciente decisión del PP regional de cesarla en este cargo y de nombrar a Carlos Rodríguez de la Torre como nuevo vicesecretario.

El vicesecretario de Organización negó que se vayan a adoptar medidas disciplinarias, afirmando que «no buscan la confrontación, sino dejar las cosas claras», y ofreciendo su mano a la dirección local con un único objetivo: «lograr que Carlos Rodríguez de la Torre sea el alcalde de Avilés y reemplazar un proyecto socialista que está agotado».