«El ballet cubano expresa un gran sentimiento»

La directora del Ballet Clásico de Cuba, Regina Balaguer. /  LVA
La directora del Ballet Clásico de Cuba, Regina Balaguer. / LVA

Mañana martes, a las 20.30 horas, la veterana directora cubana trae al Niemeyer la obra 'Carmen' con el Ballet Clásico de Cuba Regina Balaguer Directora del Ballet Clásico de Cuba

EVA FANJUL AVILÉS.

Regina Balaguer, todo un referente de la danza cubana, visita Avilés por segunda vez al frente del Ballet Clásico de Cuba-Ballet de Camagüey. En esta ocasión, la veterana directora apuesta por una versión diferente y contemporánea de 'Carmen' de Merimée, con una propuesta musical diferente y la coreografía de Peter Breuer, que fue galardonada en 2005 con el Premio de la Fundación Maya Plisetskaya.

- ¿Cómo es la 'Carmen' que representarán en el Niemeyer?

- Es una 'Carmen' distinta, muy contemporánea, que habla de una mujer muy independiente y liberal. En cuanto a la danza, aporta elementos del ballet neoclásico y contemporáneo y está más centrada en la obra de Merimée. De hecho, recupera personajes desconocidos para la mayor parte del público que no salen en otras versiones ya que sólo aparecen en la novela.

- La propuesta musical también es diferente e innovadora.

- Sí, porque representa una fusión de distintas partituras. Hay música de Bizet, por su puesto, pero también de Edward William Elgar y Radio Tarifa, que fusionan distintos ritmos. Lo más sorprendente es cómo la obra fluye, no hay saltos bruscos de una música a otra, de un estilo a otro, está muy hilvanada para las diferentes escenas de la coreografía y, sencillamente encaja, hace que la obra tome cuerpo.

- ¿Y cómo es el cuerpo de baile?

- Siempre hay diecisiete bailarines en escena. Algo a destacar es que la mayoría representan diferentes personajes, algo que supone un sobre esfuerzo a la hora de interpretar y cambiar de registro, además del vestuario y demás.

- La coreografía es de Peter Breuer, actual director del Ballet de Saltzburgo.

- Sí, una coreografía de Breuer galardonada en 2005 con el Premio de la Fundación Maya Plisetskaya. Requiere mucha destreza técnica y una interpretación grande que resulta muy movida y amena.

- Lleva usted toda su vida profesional vinculada al Ballet de Camagüey.

- Pues sí, llevo 39 años en él. Primero como bailarina, desde 1979. Después, como directora, acabo de cumplir 21 años y eso que en principio era algo temporal, un contrato de seis meses nada más, y fíjate.

-¿Cómo ha evolucionado la danza clásica cubana en este tiempo?

- Pues estamos a un gran nivel. La verdad es que el sistema educativo cubano nos nutre constantemente de un gran número de bailarines de talento. Y podemos presumir no sólo de un excepcional nivel técnico sino de ofrecer un ballet cargado de pasión y que expresa mucho sentimiento.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos