Obras de mejora en la avenida de la Playa a su paso por San Juan

Acometidas por la Autoridad Portuaria, acarrearán a partir del martes restringir la circulación a un carril, con paso alternativo

J. F. G. AVILÉS.

Obras en la avenida de la Playa, en el tramo comprendido entre la estación de ferrocarril de San Juan de Nieva y la estación de prácticos, junto al cruce que da acceso a la barra de la ría, unos 400 metros. Consisten en pavimentar, reconstruir y asfaltar el firme, muy deteriorado por el tráfico pesado que soporta, mayoritariamente generado por la factoría de Asturiana de Zinc.

Acometidas por la Autoridad Portuaria, comenzarán mañana lunes y a partir del martes conllevarán restricciones al tráfico, limitado a un carril durante las veinticuatro horas del día, con paso alterno regulado por semáforos. La duración estimada es de mes y medio y, pese a las medidas adoptadas es de esperar que provocarán retenciones, por lo que en la medida de lo posible se aconseja utilizar itinerarios alternativos.

El contrato ha sido adjudicado a al empresa Pavitek 2010 en 206.523 euros más el impuesto, importe que supone una considerable rebaja con respecto al precio base de licitación, 340.451 euros. El proyecto también dibuja dos badenes de aglomerado. La última adecuación de la avenida de la Playa se abordó a finales del año 2006.

La Autoridad Portuaria ya ha realizado obras de similar naturaleza en carreteras de su entorno, entre ellas la avenida del Conde de Guadalhorce. También ha contratado un proyecto con el fin de construir un carril bici que conectaría los que ya existen en las avenida del Conde de Guadalhorce y la avenida de la playa, uniendo así Avilés y Salinas, si bien no se espera que se ejecute ne el corto plazo.

Esta misma semana ha anunciado que construirá un acceso rodado que unirá el muelle sur de la dársena de San Agustín, lugar de atraque de los cruceros que recalan en Avilés, con el aparcamiento en superficie del Niemeyer y por extensión con la carretera que conduce al centro cultural. Hasta ahora la única vía de acceso atraviesa los terrenos industriales de ArcelorMittal, «zona poco apropiada para el tránsito de cruceristas», según recogen las bases del proyecto. El contrato ha salido a concurso en 52.533 euros y una vez adjudicado, está previsto que se completen en un mes.

Con una longitud de 35 metros, seis de ancho y una pendiente máxima de un 6%, dispondrá de una pantalla medioambiental arbórea compuesta por ejemplares de la especie Ciprés de Leyland con el fin de «mitigar el impacto visual que suponen las instalaciones de Arcelor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos