Un billete en juego para el Tour

Un billete en juego para el Tour
Dani Navarro, a la izquierda, con Cortina, en uno de sus entrenamientos por Gijón. / ARNALDO GARCÍA

Los gijoneses Dani Navarro e Iván Cortina buscarán desde mañana en el Criterium Dauphine su clasificación para la 'Grande Boucle'

José Luis Calleja
JOSÉ LUIS CALLEJAGijón

Los gijoneses Dani Navarro (Cofidis) e Iván García Cortina (Bahrain Merida) afrontan desde mañana el Criterium Dauphine como un test vital de cara a su posible participación en el Tour de Francia. El primero de ellos, habitual en las últimas ediciones la 'Grande Bouclé', tendrá aún que ganarse el puesto, mientras que el joven corredor de la escuadra asiática figura en los reservas de su equipo para la ronda gala.

Navarro, que ha disputado hasta siete veces la carrera por etapas más importante del mundo, trabajó en altura en Sierra Nevada durante el mes pasado. Su última carrera fue a finales de abril, la Lieja-Baston-Lieja. «Caí hacia adelante por un problema mecánico y tuvieron que ponerme cinco puntos de sutura en la pierna izquierda», subraya. Se encuentra ya totalmente recuperado y con ganas entrar en competición. No obstante, en esta ocasión, no tiene asegurada su presencia en la gran ronda gala. «Tengo que ganarme aquí, en el Dauphine, el puesto para estar en el Tour, por lo que no me queda otra que hacer un buen papel», reconoce. Esta carrera francesa es de grato recuerdo para él «ya que en 2010 logré mi primer triunfo profesional».

Resume su primera parte del año como agridulce porque lo intentó en varias carreras sin resultado. «No tuve demasiada suerte porque a veces en el deporte el trabajo que haces no se plasma como uno quiere con triunfos, como es el caso», expone. Y es que en la Vuelta al País Vasco también la bicicleta le dio problemas. No le obsesiona la presencia en el Tour (7-29 de julio) porque «si no logro entrar en el equipo, tendré mi oportunidad en la Vuelta». En este sentido, Navarro, de 34 años, espera que esta segunda parte del año le sea más favorable porque confía en renovar un año más con el Cofidis.

Por su parte, Iván Cortina, que también quiere hacer méritos esta temporada para prorrogar su contrato con el Bahrain, se encuentra motivado para este Dauphine tras competir por última vez el pasado 1 de mayo en Frankfurt después de la París-Roubaix. No es fijo en el equipo para el Tour, pero está en la recámara como reserva. «Ojalá pueda participar en la carrera más importante del mundo, pero en principio cuento fijo para la Vuelta», señala, aunque matiza que tiene sus «pequeñas opciones» para estar en la ronda gala. Vincenzo Nibali, su jefe de filas, ha dicho en más de una ocasión que quiere a corredores como él a su lado en las grandes carreras.

De la primera parte de este 2018, Cortina, que estos días se entrenó por las carreteras de Asturias, está satisfecho porque «me metí en la fuga en Flandes y en la Roubaix trabajé bien para mis compañeros».

Tanto Navarro como Cortina harán a finales de este mes el Nacional. Competirán tras el Dauphine, que finaliza el domingo de la próxima semana, con la participación de favoritos para el Tour como Nibali, Bardet, Yates, Martin y Barguil, entre otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos