El Comercio

El 'topless' de Verónica Echegui y Alba Galocha contra los cánones de belleza

fotogalería

Alba Galocha y Verónica Echegui. / Instagram

  • Las actrices ha publicado un escrito en Instagram en el que defiende la belleza interior

Verónica Echegui y Alba Galocha han revolucionado las redes sociales con un contundente alegato en contra de los cánones de belleza imperantes y la presión a la que son sometidas muchas artistas para poder acceder a un papel. Las actrices de 'No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas' han compartido en Instagram una instantánea en la que aparecen en topless. Con esta reivindicativa imagen, que ya se ha hecho viral, pretenden defender que las personas somos «seres completos, llenos» y que «no necesitamos nada del exterior para sentirnos más valiosos, especiales, queridos o vistos».

Verónica Echegui se ha quitado mucho más que la camisa para reconocer que le da «pena» pensar en el tiempo que ha perdido preocupada en exceso por su imagen. La actriz confiesa que en más de una ocasión le han sugerido que se opere el pecho para poder trabajar y ahora dice sentir «pena» por habérselo planteado. «Eso que buscas, esa felicidad está en ti, lleva toda tu vida ahí, y te está esperando», remata.

El alegato de Verónica Echegui

Éste es el alegato contra los complejos que Verónica Echegui ha publicado en Instagram:

«No os imagináis cuantas veces me han sugerido que me opere el pecho (Un representante hace mucho, me dijo que no trabajaría incluso), o que me arregle la boca, o me han comentado sobre mi peso...pero lo que me da realmente pena, es haber dudado, habermelo planteado y sobretodo me da pena pensar el tiempo de mi vida que he perdido pensando que nunca soy suficiente. Ni lo suficientemente guapa, ni lo suficientemente exuberante, ni lo suficientemente buena actriz y un largo etcétera que me llevaría tiempo acabar. Cuantos pensamientos y años he malgastado sintiéndome insatisfecha? Pppfffffff»

Verónica Echegui se explaya a gusto bajo la imagen y contaba que no había sido solo una vez, y seguro que quedarían muchas más por delante, las que le han propuesto operarse el pecho, adelgazar, cambiarse el pelo o arreglarse de tal manera la boca, y no le preocupan tanto estas sugerencias como el hecho de haber llegado a pensar en hacerlo, de haberse dejado sentir frágil. «¿Cómo puede ser que una persona tan bella se haya sentido así?», se pregunta la actriz.

«Nada a nuestro alrededor parece apoyar o estimular la creencia en que somos seres completos, llenos. Que no necesitamos nada del exterior para sentirnos más valiosos, especiales, queridos o vistos. Ni los medios de comunicación, ni la televisión, ni los colegios, ni nuestra gente más allegada (o con suerte sí) transmiten ese mensaje. Porque no va a ser que nos sintamos a gusto y felices con lo que somos/tenemos, y vayamos a dejar de consumir o darnos cuenta de en qué consiste el juego», continúa la actriz en su escrito.

Con estas palabras sigue la estela de otras compañeras de profesión como Michelle Jenner o Inma Cuesta, que ya hablaron de su postura y pensamiento acerca de la obsesión por ser la 'mujer perfecta' que parece no existir. Verónica llega a una conclusión muy contundente: «Para mí, el único éxito o meta posible, es conocerse, saber que es uno y descubrir lo increíble y precioso que tienes en ti (absolutamente todos lo tenemos), buscar dentro, no fuera. Eso que buscas, la felicidad, está en ti, lleva toda tu vida ahí, y te está esperando».