La segunda oportunidad de un viejo horno asador de pollos

Voluntarios y asistentes al 'Repair Café', en plena faena. / PALOMA UCHA
Voluntarios y asistentes al 'Repair Café', en plena faena. / PALOMA UCHA

Llega a Gijón el 'Repair Café', una iniciativa de consumo responsable que busca alargar la vida útil de los objetos

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

Un teléfono de rueda y un asador de pollos fueron los primeros cachivaches que se salvaron ayer de convertirse en residuos gracias al 'Repair Café' organizado por Ingeniería Sin Fronteras Asturias y Emulsa en la librería La Revoltosa. Estas reuniones, importadas de Holanda, llegaron a Asturias hace año y medio como una auténtica reivindicación de la cultura de la reparación frente al 'usar y tirar', y aterrizan en Gijón en la Semana Europea de la Prevención de Residuos.

En estos cafés abiertos al público, que ya están presentes en más de quince países, cualquiera puede llevar todo tipo de objetos estropeados para repararlos con ayuda de los manitas. «La idea es juntarnos un grupo de voluntarios para compartir conocimientos y habilidades sobre cómo darle una segunda vida a objetos que pueden aún tenerla», cuenta la voluntaria Carmen Alonso, que recuerda lo primero que arreglaron en la primera edición de este evento en Asturias: «Un escanciador Isidrín». Ayer, llegaron rotos a la cafetería un reproductor de diapositivas, una batidora, una grabadora y una radio, entre otros. Todos estos artículos salieron reparados.

Más que reciclar, se trata de alargar la vida de los artefactos que dábamos por perdidos para evitar comprar otros nuevos. La joven defiende que «vivimos en una sociedad que prima el 'comprar, tirar, comprar, tirar', y esto es insostenible porque se generan muchísimos residuos», aunque opina que «sí hay un creciente interés por evitar este tipo de consumo». «Muchas veces lo que sucede es que aunque la gente quiera reparar un objeto, no encuentra un lugar donde hacerlo o cree que no le compensa», afirma.

No hace falta ser ingeniero para colaborar con esta iniciativa de consumo responsable. En la mayoría de los casos, los problemas se solucionan con pequeños arreglos sencillos. «Cada vez que organizamos un 'Repair Café' lanzamos un llamamiento a la gente que sepa reparar. ¡No todos somos manitas!», anima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos