Los desayunos de '¿Pero quién dice...?' se despiden

La familia de los desayunos en su casa que es el Ca Beleño.
La familia de los desayunos en su casa que es el Ca Beleño. / M. R.
  • «Este tipo de iniciativas igual que tienen un principio deben tener también un final. Las iniciativas sustentadas por los ciudadanos no pueden ser eternas», explica una de sus impulsoras

Han sido tres cursos escolares más un trimestre de colaboración ciudadana, de esos desayunos impulsados desde la página web '¿Pero quién dice que en Oviedo no hay nada?' que han cambiado algo en la ciudad y que ayer se despidieron. «Este tipo de iniciativas igual que tienen un principio deben tener también un final. Las iniciativas sustentadas por los ciudadanos no pueden ser eternas», explica una de sus impulsoras, Belén Suárez Prieto. Además, por primera vez en Oviedo hay desayunos becados para Primaria e Infantil. «Aunque hay cosas que pulir, la administración presta un servicio que no existía. A esto se suma que hay otras iniciativas en la ciudad cuyo modelo fueron nuestros desayunos. Están en Ventanielles y los Dominicos», comenta.

Tras este tiempo, Suárez Prieto solo puede hacer un balance positivo «desde muchos puntos de vista. Que tengamos un grupo de ciudadanos dispuesto a ayudar a sus vecinos demuestra que la ciudadanía organizada puede suplir las terribles fallas del sistema y hacerlo además en un espacio de convivencia entre diversidades de todo tipo». Eso han sido los desayunos del Ca Beleño.