«Si se aumenta la caja escénica, el Teatro Campoamor seguirá con el mismo aforo»

Fernando Nanclares, sentado ante el Teatro Campoamor./HUGO ÁLVAREZ
Fernando Nanclares, sentado ante el Teatro Campoamor. / HUGO ÁLVAREZ
Fernando Nanclares

Arquitecto, imparte hoy una charla sobre el Campoamor «Se convocó un concurso público para construir el teatro y solo se presentó una oferta: la de los arquitectos Jaraberry y Borrajo»

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

17 de septiembre de 1882. Esta es una fecha importante para Oviedo y Asturias. Se inauguró el Teatro Campoamor con la ópera 'Los Hugonotes' y desde entonces por este escenario han pasado miles de artistas relevante. A lo largo de sus 125 años de historia, el teatro ha sufrido diferentes modificaciones y hoy el arquitecto Fernando Nanclares analizará en una charla todos estos cambios. Inaugura el ciclo de conferencias 'Campoamor: un hombre, un teatro', organizado por la Comisión de Cultura del PP de Asturias para conmemorar además de esos 125 años, los 200 del nacimiento de Ramón de Campoamor. La cita es en el Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, a las 19.30.

-¿De dónde emana la idea de construir este edificio?

-A finales del siglo XIX, en Europa y España se construyeron numerosos teatros y en Oviedo también se decidió hacer un edificio así. Por aquel entonces, la ciudad era pequeña y para realizar estas obras se convocó un concurso público al que solo se presentó una oferta.

-¿Quiénes fueron los únicos que se animaron a realizar esta propuesta?

-Los arquitectos José López Jaraberry y Siro Borrajo. Ambos eran muy jóvenes por aquel entonces y durante este proceso contaron con la colaboración del técnico municipal Juan Miguel de la Guardia. El resultado final fue la construcción de un teatro digno, grandioso y moderno.

-Durante este tiempo se han hecho varias reformas, ¿cuáles han sido las más destacadas?

-La primera se produjo en 1916 con una reestructuración del interior y una ampliación del aforo, pero a lo largo de la guerra civil este edificio queda destrozado y solo se mantuvo el envolvente. Por fortuna, en 1941 se empezaron las obras de restauración y en 1948 se reinauguró de nuevo el teatro. La siguiente obra fue en la década de los ochenta.

-¿Qué se hizo?

-Se llevó a cabo la reforma del escenario y se amplió el foso. Después en el 2000 se hicieron unos cambios y la última reforma importante se produjo en 2010.

-¿Hay mucha diferencia entre el teatro que se reconstruyó después de la guerra civil y el que vemos hoy en día?

-No. El escenario es igual y el gran cambio se produjo en la sala. Es mucho más amplia, ya que por aquel entonces se le dio mucha importancia.

-Se relaciona siempre el Campoamor con la ópera, ¿está el escenario preparado para acoger otros géneros culturales?

-El teatro se hizo para la lírica pero por supuesto que puede acoger funciones zarzuela o teatro, ya que está diseñado para que en el se represente sin problema cualquier arte escénica.

-¿Qué le parece que se pida un aumento de la caja escénica?

-Es normal que las personas que sacan adelante los espectáculos exijan más medios pero aumentar esta parte forzaría su implantación en el lugar. Este es un asunto difícil, aunque entiendo que ahora no se pueden acoger grandes espectáculos por culpa de este problema.

-Entonces usted no está muy de acuerdo con que se hagan estas obras...

-Los encargados de este asunto son los que deben decidir si el teatro Campoamor sigue albergando representaciones de tamaño medio o por el contrario se quieren traer grandes producciones...

-¿El aforo se limitaría si finalmente se hacen estas obras?

-Seguiría siendo el mismo pero se reduciría espacio a la calle el Progreso.

-¿Este teatro necesita alguna mejora más?

-Yo creo que no, aunque siempre se deben acometer labores de mantenimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos