La cantera de La Belonga mantiene irregularidades «graves», advierte Del Páramo

La cantera de La Belonga mantiene irregularidades «graves», advierte Del Páramo
La cantera de La Belonga. / M. ROJAS

El Ayuntamiento de Oviedo autoriza la reapertura parcial de una parte de la cantera a pesar de los incumplimientos

Cecilia Pérez
CECILIA PÉREZ

La Concejalía de Urbanismo de Oviedo entregó ayer a los propietarios de la cantera de La Belonga la resolución del expediente municipal en la que se le notificó una serie de consideraciones a las propuestas realizadas por la empresa extractora para resolver las irregularidades que motivaron el cese de actividad de una parte de la planta tras incumplir la normativa de ruido y ejecutar una nave sin licencia urbanística. Unas medidas correctoras que los técnicos municipales han evaluado durante esta semana. Las conclusiones no han sido positivas para la cantera: «El conjunto de la empresa sigue incumpliendo de forma muy grave en el ámbito medioambiental, por lo que se hace inviable el desprecinto de toda la instalación», aseguró Ignacio Fernández del Páramo.

En este sentido, el Ayuntamiento rechazó el recurso presentado por La Belonga en el que solicitaba volver a operar al completo. «El precinto es correcto por lo establecido en la normativa, por lo que no cabe recurso al mismo», explicó Del Páramo. Lo que sí va a permitir Urbanismo es la apertura parcial de una parte de la fase de producción para que la extractora pueda «hacer actividades en ellas».

Sin embargo, la concesión de esta reapertura viene «supeditada» a la entrega de un proyecto cuya documentación englobe a toda la cantera. «Tienen un mes para entregarlo y si no lo hacen, el Ayuntamiento se verá obligado a cerrar esta parte parcial de la instalación porque el incumplimiento sigue siendo grave», incidió el concejal de Urbanismo.

Con todo, los técnicos municipales, desde que se hizo efectivo el cese de actividad, han estado midiendo los niveles de ruido de la planta y a día de hoy, hay una parte correspondiente a la fase de producción, que sigue vulnerando la normativa de ruido. En concreto se superan en 3,36 decibelios los límites permitidos, un dato que el edil calificó de «incumplimiento grave de los límites establecidos».

En este sentido, el edil recordó que el Ayuntamiento es competente en normativa de ordenanzas de urbanismo y actividades así como de la relacionada con la contaminación medioambiental.

Respecto a la nave de más de 600 metros que la cantera comenzó a construir sin licencia, Fernández del Páramo avanzó que la empresa ha entregado el proyecto pero aún le falta parte de la documentación necesaria para «poder hacer cualquier tipo de tramitación», explicó el edil.

Con todo, desde la Concejalía de Urbanismo ya avanzaron que van a asumir junto con el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) las inspecciones a la parte de la cantera que permanece operativa para cerciorarse que el incumplimiento de la normativa por parte de la empresa extractora «no vaya a más», zanjó el concejal.

Por su parte, desde Izquierda Unida celebraron la reapertura parcial de la cantera como un acto de «sensatez». La edil, Cristina Pontón, apostó por buscar un «equilibrio entre que una industria respete la normativa y por otro no se pongan en riesgo los puestos de trabajo de sus empleados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos