La creación de una tarjeta ciudadana vence en los presupuestos participativos

Ana Taboada, responsable de Participación Ciudadana, con vecinos de Oviedo que han presentado propuestas. / PABLO LORENZANA

La mayor partida de las 17 propuestas aprobadas, 485.000 euros, será para las mejoras de las instalaciones anexas al estadio Díaz Vega

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

El proceso de votación de los presupuestos participativos finalizó el pasado 21 de septiembre con el resultado de 17 propuestas aprobadas por los vecinos y tres más sin coste que también se votaron y pasaron el corte. Ayer, la vicealcaldesa Ana Taboada presentó los resultados del sufragio cuyas iniciativas se consignarán, por un millón y medio de euros el global, en el presupuesto de 2018. En la última fase participaron 1.602 personas para un total de 12.000 votos.

De esta manera, la propuesta de la Asociación Vecinal Oviedo Redondo de crear en la ciudad una tarjeta ciudadana para poder acceder a los servicios municipales fue la más votada por los ovetenses (791 sufragios) y a su estudio y puesta en marcha se destinarán 150.000 euros. El carné físico o aplicación móvil, según se estime la viabilidad de uno u otro, cuenta un proyecto piloto de puesta en marcha desde el pasado mes de agosto y el área en el que primero se probará será en la de Deportes antes de dar el salto a bibliotecas, transporte o gestión de trámites administrativos.

El grueso del presupuesto se lo llevarán las mejoras de las insalaciones anexas al estadio Díaz Vega en La Corredoria. Para esta propuesta se emplearán 458.000 euros. En general, como destacó Taboada, las iniciativas con más apoyos son «las que afectan a toda la ciudad y a los centros educativos». De esta manera, habrá desfibriladores públicos y se instalarán jardines verticales y nuevos aparcabicis, «lo que redunda en el modelo de ciudad más amable y más verde».

Fotos

Vídeos