De doce pabellones a solo dos

La inmigración asturiana en Cuba proyectó en un primer momento la construcción de doce pabellones en el Naranco. Cuenta de ello data un cuadro situado en medio de las instalaciones. Finalmente, solo edificaron dos inmuebles y recibieron el nombre de Manuel Valle y Cuba, relata el cronista del Centro Asturiano, Pedro Rodríguez. Este último edificio se tiró hace unos años y solo queda uno del plan original. Rodríguez, asimismo, señala que la inmigración asturiana en Cuba hizo un gran esfuerzo por tener unas instalaciones sanitarias de calidad, pero el resultado no fue el esperado: «Estos sanatorios nunca tuvieron una ocupación excesiva», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos